Intel plantea dudas sobre ley de Moore

El cofundador de la firma vaticinó que la capacidad de cómputo se duplicaría cada dos años; sin embargo, se desacelera.
Las oficinas de la tecnológica en Santa Clara, California.
Las oficinas de la tecnológica en Santa Clara, California. (Ben Margot/AP)

San Francisco

El presidente ejecutivo de Intel advirtió que la ley de Moore, predicción que hizo su cofundador de que la capacidad de cómputo se duplicaría cada dos años, finalmente empezó a desacelerarse y tal vez no pueda regresar al ritmo que respaldó los avances en la industria de tecnología desde hace medio siglo.

Brian Krzanich dijo a los analistas en una teleconferencia, después de publicar resultados mejores de lo esperado del segundo trimestre, que si bien el ritmo perdurable de Intel en la innovación "refutó la muerte de la ley de Moore muchas veces", el tiempo entre cada nueva generación de microprocesadores se amplió.

"Las últimas dos transiciones de tecnología señalaron que nuestra cadencia actual está más cerca de dos años y medio que de dos", dijo Krzanich.

Prevén que el cambio previsto de Intel de su generación actual de chips de 14 nanómetros (nm) a nodos de solo 10 nm empiece en el segundo semestre de 2017, en lugar del próximo año, como esperaban los analistas. Se da después de un retraso similar al del salto de 22 nm a 14 nm.

Como medida provisional, Intel producirá por primera vez un tercer producto de 14 nm con mejoras de rendimiento que no depende de un cambio cualitativo total en la tecnología en que se basa. Normalmente produce solo dos de ese tipo de productos en lo que se conoce en la industria como un patrón tic tac.

"Siempre nos esforzamos para regresar a los dos años", dijo Krzanich. Sin embargo, agregó en respuesta a la pregunta de un analista que "no está seguro" si el cambio fue un fenómeno temporal o uno permanente que eventualmente verá el final de la ley de Moore, dado que las "preguntas abiertas" en torno a la tecnología de vanguardia requieren que el productor siempre reduzca el tamaño de los componentes en grandes volúmenes.

El cambio no es la primera modificación a la ley de Moore, que originalmente declaró que el poder de procesamiento se duplicaría cada año, antes de su actualización en 1976 para un ciclo de dos años que desde entonces permanece constante.

Pero los analistas dijeron que los comentarios son la señal más clara de que la ley de Moore puede empezar a fallar. La tendencia es responsable de las actualizaciones regulares que los consumidores esperan en las nuevas computadoras y smartphones.

Kevin Krewell, analista de chips de Tirias Research, dijo en un tuit que las declaraciones de Intel revelaron "la mayor incertidumbre que les he escuchado jamás".

Geoff Blaber, analista de CCS Insight, dijo: "Sin duda, es una señal de que la ley de Moore se empieza a desacelerar, pero falta mucho para que termine".

El retraso "abre la puerta" para que se acerque la competencia de Samsung, que históricamente va detrás de Intel en el desarrollo de esos avances en la tecnología de procesadores, agregó Blaber. "Samsung se convierte en un competidor cada vez más importante en la fabricación de lo que era hace unos años".

Llega en un momento en que el crecimiento de tecnología se empieza a desacelerar y, como admitió Intel el miércoles, el mercado de computadoras personales se deteriora incluso más rápido de lo que se predijo.

Los comentarios de Krzanich llegan solo dos meses después de las celebraciones que marcaron los 50 años desde que Gordon Moore hizo su predicción sobre el aumento constante en el número de transistores que pueden caber en un solo chip, en su artículo de 1965, "Cramming More Components onto Integrated Circuits" (Acumular más componentes en los circuitos integrados).

En un evento en mayo, en el que se conmemoró el aniversario del museo de ciencias Exploratorium de San Francisco, Moore dijo que estaba "sorprendido" de que la ley se sostuviera durante tanto tiempo.

"La predicción original era para 10 años, lo que pensaba que era muy forzado... El hecho de que algo similar ocurra durante 50 años es verdaderamente sorprendente".

Pero advirtió: "Algún día tiene que parar. Ningún exponencial como este se mantiene por siempre".

Inmediatamente después de que Intel publicó sus resultados del segundo trimestre, las acciones del fabricante de chips subieron hasta 8 por ciento, pues fueron mejores a los esperados, mientras que las utilidades de los centros de datos y del internet de las cosas ayudaron a compensar el "difícil" mercado de computadoras personales.

El fabricante de chips redujo su proyección de ventas para el año a una caída de cerca de 1 por ciento en comparación con la expectativa anterior, de que los ingresos estarían "aproximadamente sin cambios" respecto al ciclo 2014. Pero elevó un poco su proyección de margen bruto en medio punto porcentual para llegar a alrededor de 61.5 por ciento, y los inversionistas parecen contentos de que el pronóstico no se redujo con mayor fuerza.

Para los tres meses que terminaron el 27 de junio, Intel informó ganancias de 57 centavos por acción sobre ingresos de 13 mil 200 millones de dólares, ambos superiores a los pronósticos del mercado.

Sin embargo, al final de la teleconferencia en la que Krzanich advirtió sobre la ley de Moore, las acciones de Intel quedaron poco menos de 2 por ciento arriba.