Hyundai apuesta por versión ‘premium’ para revertir caídas

“Queremos dar un salto hacia adelante al responder al rápido crecimiento del mercado de autos de lujo”, dijo Chung Eui-sun, vicepresidente.
En mayo, Hyundai vendió 2 mil 049 vehículos.
(Especial)

Seúl

Hyundai Motor lanza una marca independiente de lujo que toma el nombre de su sedán Genesis, en su último empuje para competir en el mercado de gama alta, ya que la automotriz de Corea del Sur batalla para revertir la caída de las utilidades en sus principales mercados.

La medida refleja un cambio en su estrategia de marca para fortalecer su punto de apoyo en el mercado de coches de lujo, y sacudirse la imagen de un fabricante de automóviles económicos. Hyundai entró al mercado de automóviles de lujo en 2008 con el sedán Genesis, pero se resistió a la idea de lanzar una marca premium independiente.

“Queremos dar un salto hacia adelante al responder al rápido crecimiento del mercado de autos de lujo”, dijo Chung Eui-sun, vicepresidente.

Bajo la marca Genesis, la compañía planea tener una línea completa de seis productos con cuatro nuevos modelos para 2020. En la alto de la segunda generación de vehículos sedán de tamaño medio Genesis, que ganó popularidad en Corea del Sur y Estados Unidos, la automotriz lanzará el próximo mes en su mercado doméstico un renovado coche sedán de lujo, el emblemático Equus con el nuevo nombre de G90 y también va a introducir un nuevo sedán de tamaño medio G70 con una plataforma de tracción trasera en 2017.

Otros tres nuevos modelos se presentarán en 2020 serán un coupé deportivo y vehículos utilitarios deportivos (SUV).

Como parte del empuje hacia el mercado de lujo, el fabricante reclutó a Luc Donckerwolke, exjefe de diseño de Bentley, quien se unirá a Hyundai como vicepresidente a principios del próximo año. Donckerwolke estuvo a cargo del diseño de Bentley desde 2012 y también diseñó vehículos para Audi, Peugeot y Lamborghini.

El lanzamiento de una marca independiente de lujo llega cuando Hyundai se esfuerza por fortalecer su imagen de alta calidad y aumentar los márgenes de utilidad en medio de la desaceleración de la demanda de los autos compactos debido a los precios de petróleo más bajo. Hyundai sufrió de una séptima caída trimestral consecutiva en ganancias en el periodo de julio a septiembre, donde las ventas cayeron en los mercados emergentes, incluyendo China.

Aunque las exportaciones del sedán Genesis, que se produce exclusivamente en Corea del Sur, aumentaron 47 por ciento en los nueve primeros meses de 2015 en comparación con el mismo periodo del año anterior, la compañía enfrenta una batalla cuesta arriba en el mercado de gama alta donde sus principales rivales probablemente sean Lexus de Toyota y la marca Infiniti de Nissan.

“La percepción del consumidor hacia Hyundai es el de un fabricante de automóviles que tiene una relación demasiado fuerte de calidad y precio”, dijo Ian Park, analista de la industria automotriz de IHS. “La compañía tiene que separar la marca para competir mejor con el Lexus de Toyota y con BMW en el mercado de lujo”.

Hyundai también tiene planes de lanzar su primer coche de alto rendimiento para el mercado masivo dentro de los próximos dos años y en diciembre pasado se robó al ex ingeniero de BMW, Albert Biermann, para mejorar la calidad del producto.

Las acciones de la compañía subieron 1.9 por ciento para llegar a 165,500 wons el miércoles, con lo que superó  0.2 por ciento el alza del índice de referencia Kospi Composite.

 Las acciones de Hyundai recibieron el impulso de las fuertes ventas de octubre, mientras que los envíos mundiales del mes pasado aumentaron 6.3 por ciento en comparación con el año anterior.Hyundai lanza nueva marca de lujo.