Hugo Boss recortará 50 mde en costos

La utilidad neta del primer trimestre cayó 49%, para llegar a 38 millones 500 euros.
Mostrador de la marca de lujo.
Mostrador de la marca de lujo. (Shutterstock)

Londres

Hugo Boss, el minorista alemán de lujo en dificultades y que se separó de su director ejecutivo en febrero, tiene planes de reducir los costos en 50 millones de euros al año, ya que advierte que hay un “entorno difícil en el mercado mundial”, en particular en Estados Unidos y China.

El grupo espera reducir los costos mediante iniciativas como la renegociación de los alquileres, mientras que hace una revisión de sus tiendas, posiblemente con la idea de cerrar los puntos de venta que no son rentables. La decisión sobre los cierres se tomará “en los próximos meses”, dijo Hugo Boss el martes.

También anunció un ritmo más lento de expansión en su operación de ventas minoristas y dijo que es probable que este año la inversión sea de entre 160 millones de euros y 180 millones de euros, en comparación con los 220 millones de euros de 2015.

El grupo dio a conocer una serie de iniciativas, ya que las ventas cayeron 4 por ciento en el primer trimestre, para llegar a 643 millones de euros, o 3 por ciento cuando se eliminan las fluctuaciones del tipo de cambio.

Las ventas en Europa cayeron 2 por ciento, situación que la compañía atribuye al efecto negativo del turismo. Su rival, LVMH, también advirtió el mes pasado que los recientes ataques terroristas en Europa afectaron las ventas en la región.

Las ventas en EU cayeron 8 por ciento en el primer trimestre, o 16 por ciento cuando se ajusta el tipo de cambio, mientras que en la Gran China los ingresos cayeron 11 por ciento, al excluir los efectos de los tipos de cambio.

El grupo continuó con las ventas débiles en Hong Kong y Macao durante tres meses, aunque señaló que hay algunas buenas noticias de sus operaciones en China continental, donde redujo una quinta parte sus precios.

El mes pasado, Burberry advirtió que sus utilidades serían peores de las esperadas debido a la baja demanda en Asia.

La utilidad neta del primer trimestre cayó 49 por ciento durante el periodo, para llegar a 38 millones 500 euros.

Antes de los resultados del día de hoy, los analistas tenían previsiones de una caída de 5 por ciento en las ventas minoristas comparables, ingresos totales de 648 millones de euros y una utilidad de operación antes de partidas excepcionales de 96 millones 100 mil euros.

El martes, Hugo Boss confirmó su directriz para todo el año, que comunicó originalmente en marzo, de que espera que las ventas mejoren por un “porcentaje inferior de un dígito” este año, pero es probable que la utilidad de operación caiga a “un porcentaje inferior de dos dígitos”.

El ex director ejecutivo de Hugo Boss Claus-Dietrich Lahrs, quien salió en febrero por “mutuo acuerdo”, pocos días después de que el grupo advirtió que la continua debilidad de la demanda en China y EU reduciría sus utilidades.

En una nueva reestructuración en los niveles directivos, Hugo Boss anunció el mes pasado que su director de marca, Christoph Auhagen, salía de la compañía y su reemplazo sería Ingo Wilts.

Al igual que muchos de sus rivales, Hugo Boss sufre para superar la decreciente demanda en la gran China, una región donde hasta hace poco las marcas de lujo disfrutaron de un crecimiento extraordinario.