Holcim y Lafarge renegocian la fusión

Ambos grupos hacen esfuerzos para no presentar el acuerdo como una adquisición.
Holcim
(Especial)

Fráncfort

Holcim y Lafarge, los dos grupos cementeros más grandes de Europa por ventas, están en conversaciones para renegociar los términos de su fusión de 41 mil millones de euros, ya que en el último año las valoraciones de las dos compañías difirieron.

Las dos partes sostienen conversaciones que pueden resultar en cambios en los términos del acuerdo de acción por acción que se anunció en abril pasado, según una persona familiarizada con el asunto.

La combinación crearía una potencia de cemento y grava en muchos de los mercados más grandes, con ingresos de 40 mil millones de euros al año, pero con una presencia reducida en Europa.

Los accionistas de Holcim expresaron su preocupación por los términos del acuerdo.

Un representante de la familia Schmidheiny, fundadores de Holcim y accionistas mayoritarios con una quinta parte de las acciones, dijo a Reuters esta semana: "La lógica industrial del acuerdo es indiscutible". No comentó sobre el precio. Las declaraciones se dieron después de que SonntagsZeitung informó que Thomas Schmidheiny, jefe de la familia y ex presidente de Holcim, quería una renegociación en los términos del acuerdo.

El segundo mayor accionista de Holcim, Eurocement, propiedad del ruso Filaret Galchev, no apoyó públicamente el acuerdo. Eurocement no quiso hacer comentarios.

Peter Stopfer, representante de Holcim, dijo: "Las dos compañías trabajan en diferentes líneas para completar el proyecto de fusión". Lafarge no quiso hacer declaraciones.

Holcim, con sede en Suiza, superó a su rival francesa desde que se anunció la transacción. Su valoración también se benefició por el aumento del valor del franco suizo. En términos de euros, las acciones de Holcim tuvieron un rendimiento de 6.8 por ciento, frente a una pérdida de 0.6 por ciento de las acciones de Lafarge. Holcim tiene una valoración de 23 mil mde, frente a 18 mil 500 mde de Lafarge. Eso en comparación con los valores de abril pasado, de 21 mil mde y 18 mil 400 mde, respectivamente.

Las noticias llegan solo unas semanas antes de la votación de accionistas en Holcim, en la que se necesitarán dos terceras partes para aprobar el acuerdo.

Los dos grupos realizan esfuerzos para presentar el acuerdo como una fusión, en lugar de una adquisición, aunque Holcim pagaría una prima para adquirir Lafarge.

Cualquier cambio en la relación de canje de las acciones puede generar una inquietud política en Francia. En diciembre las autoridades europeas de competencia aprobaron parcialmente el acuerdo.

Con información de Michael Stothard y Laura Noonan.