Holcim y Lafarge, fusión de 41 mil millones de euros

Luego de varios días de incertidumbre que hicieron tambalear las negociaciones, las dos cementeras más grandes de Europa solventaron sus diferencas.
Instalaciones de la compañía suiza.
Instalaciones de la compañía suiza. (Christian Hartmann/Reuters)

Londres y Zurich

Las dos compañías cementeras más grandes de Europa, Holcim y Lafarge, rescataron una tambaleante fusión de 41 mil millones de euros al resolver las diferencias sobre los términos financieros y de administración que casi provocan el derrumbe del acuerdo.

Así terminan varios días de intensas negociaciones para salvar la unión que busca generar un enorme ahorro de costos y una potencia en la industria de cemento y grava.

El acuerdo al que se llegó inicialmente, de una relación acción por acción, se ajustó a favor de Holcim 9 contra 10, después de que la empresa suiza superó financieramente a su rival francesa y el valor relativo de sus acciones mejoró por el fortalecimiento del franco suizo después de que el 15 de enero Zurich abandonó la paridad fija con el euro.

Bruno Lafont, el presidente ejecutivo de Lafarge, que originalmente se encargaría de dirigir al grupo, será el copresidente no ejecutivo junto con Wolfgang Reitzle, presidente de Holcim.

Lafarge propondrá al nuevo presidente ejecutivo para la entidad fusionada y su designación se dará en julio, confirmaron las dos compañías.

"Estoy muy complacido de que ahora podemos continuar con nuestro proyecto para crear un líder global en materiales de construcción verdaderamente destacado", dijo Reitzle.

Las compañías también acordaron que los inversionistas tendrán un dividendo de acciones equivalente a una acción de HolcimLafarge por cada 20 que tengan cuando se cierre el acuerdo. Los accionistas de Holcim votarán sobre los términos en mayo.

En los últimos meses Holcim se mostraba cada vez más preocupada por la capacidad de Lamont para unir dos culturas empresariales distintas y cumplir con los ahorros de mil 400 millones de euros que prometieron las dos compañías.

"Bruno Lafont y yo trabajaremos para asegurar que el potencial de creación de valor de esta fusión se realizara", dijo Reitzle.

A pesar de la incertidumbre en los últimos días, los accionistas en la empresa cementera irlandesa CRH, firmaron el jueves un acuerdo de 6 mil 500 millones de euros para comprar las instalaciones de producción que venden Holcim y Lafarge para cumplir con las normas antimonopolio.

Después de una fuerte caída el lunes, las acciones de Holcim y Lafarge se recuperaron para llegar a 75.80 francos suizos la primera y 64.50 euros la segunda, en las primeras operaciones de ayer viernes.