HSBC revisa a clientes de GB con cuentas en Jersey

Garantizar que tiene la información necesaria para su protección contra el fraude y otros delitos financieros es el objetivo, señala el banco.
La sede de la institución financiera en Londres.
La sede de la institución financiera en Londres. (AFP)

HSBC les escribe a todos sus clientes de Reino Unido con cuentas bancarias en Jersey para decirles por qué son necesarios como parte de los esfuerzos generales de la industria bancaria para cumplir con las normas contra el lavado de dinero.

El banco confirmó que revisa la identidad y direcciones de miles de clientes con cuentas en Jersey que se remontan hasta 30 años atrás, y envió cartas a los clientes británicos que ya no viven en la isla para solicitar que demuestren la razón por la que necesitan una cuenta en Jersey.

En un pequeño número de casos se cerraron las cuentas, pero HSBC dijo que un informe de la BBC en el que se menciona que cierra las cuentas de Jersey de todos los clientes residentes en Reino Unido es inexacto.

"Revisamos los detalles que tenemos de nuestros clientes para garantizar que tenemos la información que necesitamos para protegerlos, junto con la sociedad en general, contra el fraude y otros delitos financieros", dijo HSBC.

"Mantener información exacta y actualizada de nuestros clientes, como una prueba absoluta de identidad, o dirección, nos ayuda a monitorear eficazmente las transacciones sobre una posible actividad fraudulenta.

"Aunque no podemos comentar sobre casos individuales, HSBC implementó numerosos estándares que se diseñaron para evitar que sus servicios bancarios se utilicen para evadir impuestos o lavar dinero, y sacamos clientes que no cumplen con esos estándares o donde tenemos dudas en relación con el cumplimento fiscal".

El banco dijo que a su división Expat (para expatriados), con sede en Jersey, que ofrece cuentas para trabajadores internacionales en todo el mundo, no le afectó esa revisión.

HSBC se encuentra en el centro de una tormenta política sobre evasión fiscal después de que se filtraron datos sobre su banca privada suiza. Pero el regulador financiero de Jersey indicó que todos los bancos endurecen sus procedimientos para cumplir con las directivas internacionales contra el lavado de dinero de la Financial Action Task Force (FATF), el órgano intergubernamental con sede en París, cuya revisión cubre a todos los bancos y se extiende a Guernsey y la isla de Man.

"Los bancos de todo el mundo eliminan los riesgos y sacan de su cartera de clientes a los que pueden considerarse como un riesgo adicional", dijo John Harris, director general de la Comisión de Servicios Financieros de Jersey.

En los últimos dos años Barclays intensificó su revisión de cuentas en el extranjero y comenzó a cerrar cualquiera que ya no fuera necesaria para su titular, por ejemplo, algunas personas que solían vivir en el extranjero y tenían una cuenta en Jersey, pero que ahora regresaron a Reino Unido.

"La incidencia de cuentas que se cierran o se vigilan con más detalle en nuestra evaluación caen mucho en los márgenes", dijo Harris. Los cierres representaron "un porcentaje muy pequeño" de "cientos de miles" de cuentas bancarias en Jersey.

"Esa es una operación retrospectiva de 'conoce a tu cliente' para garantizar que los bancos tienen el mismo nivel de datos de sus clientes que pueden haberlo sido hace 25 o 30 años, ya que continúan con esas cuentas abiertas al día de hoy", dijo.

Las empresas extranjeras que quieren abrir cuentas bancarias para subsidiar en Reino Unido enfrentan vigorosas revisiones, y se obliga a muchos directores a que visiten las sucursales en persona para verificar sus identidades.

En enero, Moneyval, el consejo del organismo que monitorea las operaciones contra lavado de dinero en Europa, visitó a las autoridades de Jersey, y Harris dijo que se puso al día a los funcionarios sobre el proceso de revisión.

"Esas cartas se enviaron con una base sistemática durante dos años y con el número de cuentas involucradas; no se espera cerrarlas hasta 2018 o 2019", dijo Harris.

La JFSC investigó por separado a HSBC en 2012, después de que se filtraron datos de cuentas al periódico Daily Telegraph, donde supuestamente algunos clientes en Reino Unido utilizaron las cuentas para evadir impuestos y lavar dinero.

Harris reiteró que en su revisión, el regulador de Jersey se mostró convencido de que los problemas no son "sistémicos".

El HM Revenue & Customs (Ministerio de Hacienda y Aduanas de Reino Unido) confirmó que recibió un conjunto de datos que se relacionan con los titulares de cuentas en HSBC Jersey.

"Nuestra evaluación de riesgos es que estos datos pueden ayudarnos a recuperar entre 10 y 20 millones de libras de impuestos". Los datos eran antiguos e incompletos. Esto significa que no había suficiente información para desarrollar investigaciones penales. Creemos que los datos tienen aproximadamente 10 años. También incluyeron los que ya dieron a conocer sus cuentas en el extranjero a través de campañas anteriores.

"Le dimos la oportunidad a los clientes de dar a conocer voluntariamente, a través de la Crown Dependency Disclosure Facility (la dependencia para la divulgación tributaria de la corona que comenzó en abril de 2013). Cada institución financiera de Jersey se vio obligada a escribir directamente a cada cliente para informarle de esta instalación de divulgación. Retamos a cerca de 170 que creemos plantean el mayor riesgo."

Los contribuyentes de Reino Unido con activos no revelados en cuentas de Jersey tienen hasta el 30 de septiembre de 2016 para aprovechar las instalaciones de divulgación que les permiten arreglar cualquier responsabilidad con el HMRC en condiciones favorables.

Si bien el uso de la Dependencia de Divulgación de Jersey no garantiza inmunidad judicial —a diferencia de la dependencia de Liechtenstein—, una divulgación total de responsabilidades fiscales se entiende que es muy poco probable que resulte en una investigación penal.

Los contribuyentes que no lo hagan de forma voluntaria en el plazo pueden enfrentar investigaciones y enormes sanciones, ya que la información fiscal se intercambia en automático entre las islas del Canal y Reino Unido.

John Aspden, presidente ejecutivo de la Comisión de Supervisión Financiera de la isla de Man, dijo que la mayoría de los bancos "eliminan el riesgo" después de los titulares que salieron en los últimos meses sobre la evasión fiscal.

"Estamos conscientes de que los bancos en lo general eliminan el riesgo, y eso provocó problemas para clientes que desean mantener o abrir cuentas", dijo. "Entendemos que los bancos de forma natural mantienen sus análisis de riesgos totalmente actualizados, pero por otro lado es importante que el proceso no cierre el confiable negocio bancario".

Información adicional de Adam Palin y Andy Bounds