HSBC confirma que no se va de Londres

El mayor banco del Reino Unido se comprometió a no cambiar de lugar su sede después de darse a conocer los resultados de la votación sobre la permanencia en la Unión Europea.
De perderse la capacidad de los servicios de pasaporte, movería mil empleos a París.
De perderse la capacidad de los servicios de pasaporte, movería mil empleos a París. (Justin Tallis/AFP)

Londres

HSBC se comprometió a mantener su sede en Londres, en un voto de confianza para el Reino Unido, cuando dos presidentes de los bancos más grandes del Gran Bretaña hablaron por primera vez desde que se dieron a conocer los resultados de la votación sobre la salida de la Unión Europea.

Llegaron las dudas de que el Reino Unido se mantuviera como base para los bancos globales después del voto por salir de la Unión Europea, en medio de la preocupación de que podrían perder su capacidad de servicios de “pasaporte” en todo el continente.

Pero Douglas Flint, presidente de HSBC, tranquilizó ayer a la City de Londres al decir que el resultado del referendo no va a impulsar una revisión de la sede del banco. El mayor banco del Reino Unido dijo en febrero que mantendría su base en Londres después de 10 meses de debate sobre si debería mudarse al extranjero.

Flint dijo ayer: “Dijimos en ese momento en que se tomó la decisión, que se consideró el Brexit y que en el caso de que se diera este resultado no haríamos ni pediríamos una revisión”.

Sus comentarios se produjeron cuando John McFarlane, presidente de Barclays y del grupo de cabildeo TheCityUK, habló sobre las perspectivas para los servicios financieros en el Reino Unido.

Dijo: “Creo que este será el centro financiero en la zona horaria y tendrá una importante concentración de operaciones de valores y clientes europeos que hagan tratos aquí, y eso va a continuar”.

“Nadie quiere mover a su personal y tener la complicación de posibles amortizaciones en sus propiedades al momento de tener que encontrar nuevos inquilinos a menos de que sea absolutamente necesario. Nada va a ocurrir pronto”.

Por su parte, el director ejecutivo de Barclays, Jes Staley, dijo a la BBC que el banco no tiene la intención de salir del Reino Unido. “En este momento no hacemos ningún plan para recoger las cosas y trasladar a la gente de un lugar a otro”.

Antes del referendo, HSBC, que tiene 47 mil empleados en el Reino Unido, dijo que podría cambiar mil  puestos de trabajo a París en caso de que se diera el brexit.

Bancos como Nomura, Barclays y Deutsche eliminan puestos de trabajo en Londres como parte de los recortes, y muchos subcontratan las funciones administrativas en lugares más baratos en el extranjero.

Morgan Stanley advirtió que podría mover mil de sus puestos de trabajo de Londres, mientras que JPMorgan dijo que podría cambiar a 4 mil de su 16 mil empleados del Reino Unido.

Flint dijo que el voto del referendo no afectará los planes de contratación de HSBC en Londres o en Europa “en algún grado significativo”. Pero dijo que si se pierde la capacidad de los servicios de pasaporte se podrían mover hasta mil empleos a París.

Flint dijo que no cree que el brexit acabe con la condición de la City como una base para operar yuanes.

“Creo que va a continuar, posiblemente tenga una pausa, no lo sé, pero creo que va a continuar porque esta todavía es la capital del mercado de divisas extranjeras que no tienen nada que ver con Europa... la moneda que más opera en el mundo en la actualidad es el dólar”.