H&M sortea la fortaleza del dólar... por ahora

El proveedor sueco de cheap chic (productos baratos y elegantes) desafió las expectativas de los inversionistas de que un dólar más fuerte afectaría los resultados del primer trimestre.
La cadena tiene 3 mil 511 sucursales.
La cadena tiene 3 mil 511 sucursales. (Shutterstock)

Hennes & Mauritz advirtió que la fortaleza del dólar puede pesar en su rentabilidad a finales de este año, ya que aumentará sus costos de compra, a pesar de que el minorista sueco del mundo de la moda registró resultados que superaron los pronósticos.

El proveedor sueco de cheap chic (productos baratos y elegantes) desafió las expectativas de los inversionistas de que un dólar más fuerte afectaría los resultados del primer trimestre, ya que su margen bruto —una medida que se observa atentamente en la rentabilidad de los minoristas— subió de manera inesperada.

El ingreso neto aumentó 36 por ciento en comparación con el año anterior, para llegar a 3 mil 610 millones de coronas suecas, frente a un promedio de los pronósticos de los analistas de 3 mil 320 millones de coronas suecas.

Sin embargo, el segundo minorista de ropa más grande del mundo advirtió que la fortaleza del dólar puede tener un costo cada vez mayor conforme avance el año, y que el efecto más grande se sentirá en las compras del tercer y cuarto trimestre.

"A pesar de que la creciente fortaleza del dólar resultará en un incremento gradual de los costos de compra cuando se realice el abastecimiento en los próximos trimestres de 2015, H&M se asegurará de tener la mejor oferta al cliente para cada mercado individual", agregó.

La guerra mundial de divisas entre los bancos centrales afectó los resultados de H&M. Riskbank de Suecia redujo su principal tasa de interés a un mínimo mundial de menos 0.25 por ciento, lo que debilitó la corona sueca.

Esto a su vez aumentó las ventas de H&M al momento de convertirlas a coronas, y los ingresos del primer trimestre crecieron 25 por ciento, para llegar a 46 mil 800 millones de coronas suecas en comparación con un aumento de 15 por ciento en moneda local. H&M añadió que las ventas en las primeras tres semanas de marzo solo aumentaron 9 por ciento en moneda local.

Pero debido a que gran parte de los costos de compra de materias primas de H&M son en dólares, se espera que su utilidad sufra por el fuerte incremento del valor de la moneda estadunidense. H&M dijo que el margen bruto resistió bien —aumentó 30 puntos base para llegar a 55.2 por ciento, cuando la mayoría de los analistas pronosticaron una caída—, ya que rebajó sus ropas menos que en el pasado.

"Tuvimos un muy buen inicio de 2015, tanto en términos de ventas como de utilidades. Nuestra atractiva oferta al cliente y nuestra fuerte expansión, tanto en las tiendas físicas como en línea, así como nuestro trabajo de mejora continua, son algunas de las razones por las que logramos tener una mayor participación del mercado y buenas utilidades", dijo el presidente ejecutivo, Karl-Johan Persson.

H&M no solo tiene la presión de su mayor rival, Inditex —el propietario español de Zara—, sino de las operaciones en línea, como Zalando y Asos. El minorista sueco fue uno de los primeros en ofrecer productos en línea con el cambio de siglo, pero hasta hace poco no logró agregar más países, lo que permitió que sus rivales lo superaran. En línea vende en 13 países, en comparación con Zara, que lo hace en 27.

Persson dijo que H&M intensifica los lanzamientos en línea y sumará ocho nuevos países en primavera, entre los que se encuentran Portugal, Polonia, Hungría y Bélgica. El minorista también tiene planes de abrir 400 tiendas, frente a las 379 que inauguró el año pasado, las que se sumarán a las 3 mil 511 tiendas con las que terminó 2014.