Grecia y Alemania se enfrentan en público

La posibilidad de una superación de la crisis helena, más lejana que nunca.
Schäuble y Varoufakis, ministros de Finanzas de Alemania y Grecia.
Schäuble y Varoufakis, ministros de Finanzas de Alemania y Grecia. (Reuters)

Berlín y Londres

El enfrentamiento entre los ministros de Finanzas de Grecia y Alemania del jueves dejó a las dos partes más lejos que nunca de encontrar una solución a la crisis financiera helena.

Con un escueto inicio en la conferencia de prensa después de una reunión en Berlín,
Wolfgang Schäuble dijo que Yanis Varoufakis "está de acuerdo en que está en desacuerdo" sobre las propuestas del gobierno contra la austeridad dirigido por Syriza, en lo que describió las discusiones como "largas e intensas".

Sin embargo, Varoufakis rechazó la interpretación de Schäuble de la reunión de dos horas, y dijo que "ni siquiera están de acuerdo en que no están de acuerdo".

"No alcanzamos un acuerdo porque nunca estuvo en las cartas que lo haríamos. Acordamos entrar en deliberaciones como socios con la orientación de una solución conjunta para los problemas europeos, que pondrán por delante a los intereses de Europa", dijo.

El enfrentamiento deja a Atenas y a sus socios de la zona euro frente a una gran incertidumbre sobre el financiamiento de Grecia, ya que su actual programa de rescate expira a finales de febrero.

Los dos ministros evitaron arranques de ira, Schäuble elogió a Grecia por su progreso en la implementación de reformas económicas bajo el programa actual de 240 mil millones de euros, mientras que Varoufakis habló de su respeto por el compromiso de largo tiempo de Schäuble con la unidad europea.

Pero no escondieron las distancias entre ellos. Schäuble insistió en que el programa de financiamiento de Grecia debe continuar con la dirección de la troika —Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo—, que odian en Grecia.

El país heleno no puede esperar una mayor condonación de la deuda. "La última vez fuimos lo más lejos que pudimos", dijo. "Solo podemos ofrecer ayuda a la gente para que se ayude a sí misma".

Varoufakis argumentó que Grecia necesita más tiempo para preparar sus propuestas, y el financiamiento de transición hasta finales de mayo les permitiría sostener conversaciones entre Grecia y los miembros de la zona euro y "dar espacio para que todos nosotros lleguemos a un acuerdo".

Europa tuvo la oportunidad de trabajar con Syriza porque el partido tiene un fuerte mandato sobre la reforma, dijo Varoufakis. "A lo mejor no les gustamos a ustedes (los miembros de la Unión Europea) porque somos un partido de izquierda, pero nos usan para implementar el programa europeo", añadió.

"Estos son los primeros días, pero estoy seguro de que nuestras políticas ayudarán a solidificar a Europa y a ofrecer una solución".

Cuando terminó la conferencia de prensa, el euro caía de su máximo del día de 1.1445 dólares por euro, un golpe en medio del optimismo de que un enfrentamiento entre Atenas y los socios de la Unión Europea se podría evitar.

La posición más dura del BCE hace que los bancos griegos tengan que depender de la llamada línea de liquidez de emergencia (ELA, por su sigla en inglés) del banco central, para reponer fondos frente a los retiros de los depositantes y la renuencia de los bancos extranjeros a prestar al sector.

Giuseppe Maraffino, analista de investigación económica de Barclays, dijo: "La decisión de financiar a los bancos griegos a través de ELA efectivamente garantiza al consejo de gobierno del BCE el poder de detener la provisión de liquidez a los bancos griegos.

"No hace falta decir que esta es una decisión crucial, que solo se tomará si no hay posibilidad de un acuerdo sobre un programa. Creemos que esa decisión será consultada con las partes interesadas clave, que incluyen a los jefes de Estado, ya que existe la posibilidad precipitar la salida de Grecia.

"En general, mantenemos la opinión de que un acuerdo entre el gobierno griego y la Unión Europea todavía es posible, pero la probabilidad de una salida de Grecia ahora es claramente más alta que en cualquier momento de 2012".