Google renta campo de de la NASA por 60 años

La empresa usará un área destinada a la aviación para investigación, pruebas de exploración fuera de órbita y otras tecnologías emergentes.
El hangar 1 de Moffet Field.
El hangar 1 de Moffet Field. (AFP)

San Francisco

Google logró un contrato de arrendamiento por 60 años de un campo de aviación de la National Aeronautics and Space Administration (NASA, por sus siglas en inglés) junto a su sede en Silicon Valley, mientras se adentra todavía más en las áreas de investigación como la exploración espacial y los vehículos capaces de navegar a otros planetas.

El contrato de arrendamiento incluye el compromiso de gastar 200 millones de dólares en las instalaciones del aeródromo Moffett, incluyendo la renovación de un histórico y gigantesco hangar para aeronaves que se ha convertido en un prominente símbolo local.

Los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, junto con el presidente de la firma, Erich Schmidt, desde hace un tiempo llegaron a un acuerdo con la NASA para usar el campo aéreo como base para sus aviones privados.

La agencia espacial rechazó una oferta para pagar por la renovación del Hangar One de Moffett, que se encuentra a 61 metros de altura, a cambio de permitir que los ejecutivos de Google alojaran sus aviones en el edificio, y en su lugar optaron por realizar una licitación para competir por las instalaciones.

El lunes, al anunciar el acuerdo con Google, la NASA dijo que las instalaciones Moffett serían utilizadas para “investigación, desarrollo, ensamblaje y pruebas en las áreas de exploración espacial, aviación, robots para exploración y otras tecnologías emergentes”.

Google no ha dado a conocer ningún plan propio para participar en la exploración interplanetaria, aunque ofreció un premio de 20 millones de dólares para cualquier misión privada que antes de que termine el próximo año pueda alunizar un robot, viajar 500 metros y enviar las imágenes.

El arrendamiento le dará a la NASA ingresos de mil 160 millones de dólares en rentas durante su periodo de 60 años y le ahorrará 6.3 millones en costos de operación, dijo el lunes la agencia espacial. La NASA y Planetary Resources, una subsidiaria de bienes raíces de Google, primero llegaron a un acuerdo tentativo por el campo aéreo en febrero, aunque los términos no fueron revelados en ese momento.

Ubicado junto a la sede de Google, Moffett ya había llamado la atención de la compañía, ya que su campus está creciendo y se extiende a los vecindarios cercanos en Mountain View y Palo Alto. Además de usarlo para alojar los aviones privados de sus altos ejecutivos, Google ya había llegado a un acuerdo de arrendamiento para ampliar sus instalaciones en parte de esa propiedad.

Los tres hangares y la pista de aterrizaje que cubre el último contrato de arrendamiento incluye mil acres de tierra (405 hectáreas) al lado de la Bahía de San Francisco, parte de la cual se utiliza como un campo privado de golf.