Google da viraje hacia la diplomacia internacional

El año pasado la firma falló en un acuerdo para evitar una queja de competencia en la UE. Atkinson representó al presidente de EU, Barack Obama, en las cumbres de G7 y G20.
Caroline Atkinson, la nueva contratación.
Caroline Atkinson, la nueva contratación. (Javier Lira/Notimex)

San Francisco

Google eligió a una ex economista de la Casa Blanca para dirigir su operación mundial de cabildeo, ya que busca una postura de menor confrontación en sus relaciones con los gobiernos de todo el mundo.

Caroline Atkinson será la directora global de políticas en un momento en que la empresa de internet más grande del mundo busca reducir los enfrentamientos políticos que provocó su creciente influencia empresarial, su impacto en la privacidad personal y otros temas.

Atkinson, ex funcionaria del Fondo Monetario Internacional y con ciudadanía tanto británica como estadunidense, es conocida como una negociadora detrás de los bastidores y una conciliadora con décadas de experiencia en el escenario económico internacional.

La elección marca un cambio en la táctica de Google y un alejamiento del camino que eligieron otras grandes empresas de internet. Llega después de la reacción negativa en Europa contra las empresas estadunidenses de tecnología y las nuevas tensiones en Washington por su negativa a debilitar los estándares de codificación que los críticos afirman ayudan a las redes de los grupos terroristas, como ISIS.

El año pasado, Google sufrió de un fuerte revés en Bruselas después de que se cayó un posible acuerdo para evitar una queja de competencia. Las duras negociaciones que realizó con la Comisión Europea enfurecieron a los rivales, y al final resultó ser políticamente inaceptable, lo que llevó a Bruselas a dar marcha atrás y golpear al grupo de internet con una acusación antimonopolio el año pasado.

Desde entonces busca transformar su enfoque de diplomacia internacional, enterrar su postura de confrontación a favor de un estilo de más conciliación. El cambio refleja la posición que tomó Microsoft hace más de una década, después de que una queja de competencia en Bruselas afectó al grupo estadunidense.

También se da un cambio similar en la relación de Google con Wall Street, después de que la contratación de la ejecutiva de Morgan Stanley Ruth Porat, como directora financiera el año pasado, rindió frutos y contribuyó a un fuerte repunte en el precio de las acciones de su holding Alphabet.

Atkinson representó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en las cumbres del G7 y G20 y coordinó la política de EU en temas que abarcan la economía y el comercio mundial, hasta energía y el cambio climático.

“Ya sea que negocie con el Departamento del Tesoro o con gobiernos extranjeros, ella es tranquila y decidida y consigue lo que necesita”, dijo Lawrence Summers, ex secretario del Tesoro de EU.

La predecesora de Atkinson como directora de políticas, Rachel Whetstone, quien trabajó como asesora del primer ministro de Reino Unido, David Cameron, no era renuente a buscar confrontaciones públicas.