Gobiernos ponen en riesgo ciberseguridad: expertos

Especialistas rechazan las peticiones de EU y Reino Unido para tener más poder y descifrar datos privados.
El director del FBI, James Comey, en la audiencia sobre encriptación.
El director del FBI, James Comey, en la audiencia sobre encriptación. (Kevin Lamarque/Reuters)

San Francisco

Destacados expertos en tecnología advirtieron que las demandas de los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido para tener mayor poder y descifrar datos privados encriptados pueden debilitar la seguridad de internet y ser un obstáculo para las libertades en línea.

La alerta es la respuesta más concertada hasta la fecha de los especialistas, que intensifican su lucha sobre si las agencias de seguridad nacional y policiales deben tener el derecho al acceso a información cifrada como parte de sus investigaciones.

Destaca una grieta que se abrió entre las agencias de gobierno y la industria de tecnología desde las revelaciones de Edward Snowden sobre la vigilancia generalizada en internet por parte de EU y Reino Unido.

Muchas compañías de tecnología e internet reaccionaron mediante una mayor encriptación de los datos de sus usuarios, lo que llevó a EU y Reino Unido a solicitar poderes técnicos para descifrar los códigos de encriptación cuando sea necesario.

El primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, la semana pasada renovó su advertencia de acciones judiciales para impedir el uso de aplicaciones para encriptar mensajes móviles. En EU se espera que el director del FBI, James Corney, renueve sus advertencias sobre la difusión de "fuertes" sistemas de encriptación antes de una audiencia en el Senado el miércoles.

En un documento que se publicó esta semana, un grupo de 15 expertos en tecnología dijeron que las demandas de los gobiernos para que se les den las claves que necesitan para descifrar información encriptada era el equivalente en internet a dejar "las llaves bajo el tapete", ya que sería imposible garantizar que otros no hagan un mal uso de las herramientas.

Señalaron el reciente robo de registros privados de millones de personas que están en poder de la Oficina de Administración de Personal de EU como evidencia de que no se puede confiar en que los gobiernos pueden mantener seguras las claves de encriptación.

"Estas propuestas no funcionan en la práctica, plantean enormes cuestiones legales y éticas, y deshacen los avances en seguridad en una época en que las vulnerabilidades de internet provocan daños económicos extremos", advirtieron los expertos.

También le llamaron "un impresionante cambio de políticas" para EU y Reino Unido, que son grandes defensores de internet abierto, para impulsar los poderes del gobierno que pueden alentar a países más represivos a inhibir las libertades de internet.

Entre los autores se encuentran Whitfield Diffie, uno de los pioneros del enfoque en que se basa la criptografía más moderna; Bruce Schneir, un criptógrafo y crítico abierto de las propuestas del gobierno, y John Gilmore, fundador de Electronic Frontier Foundation. Otros firmantes son profesores de los departamentos de informática de algunas de las universidades más importantes en EU, y Ross Anderson, profesor de la Universidad de Cambridge.

La disputa sobre la encriptación marca una repetición de una lucha en EU a finales de la década de los 90, cuando las agencias de seguridad advirtieron que el crecimiento de internet haría más difícil "escuchar" las comunicaciones en línea como parte de sus investigaciones.

"El mundo no se extinguió", dijeron los expertos en encriptación sobre el resultado de la lucha anterior. "Por el contrario, ahora las agencias de seguridad tienen capacidades de vigilancia mejores y más eficaces que en ese tiempo".