Gmail se reanuda en China; siguen dudas sobre censura

Todavía hay usuarios que reportan fallas en sus bandejas de correo electrónico.
Sede de la empresa estadunidense en el país asiático.
Sede de la empresa estadunidense en el país asiático. (Shutterstock)

San Francisco y Pekín

La interrupción de cuatro días en el servicio Gmail, de Google, en China continental se levantó parcialmente ayer, no sin antes el aparente acto de censura en internet cerrara con broche de oro las acciones restrictivas en un año en que las libertades mundiales tuvieron una serie de reveses.

La inusual interrupción total del servicio de correo electrónico de Google terminó de la misma misteriosa manera como empezó; los usuarios de Gmail a través de los servidores POP e Imap, que durante días quedaron frustrados al intentar enviar o recibir correos electrónicos, vieron repentinamente que sus bandejas de entrada se llenaban nuevamente, aunque algunos todavía informaron de retrasos en la recepción de emails y otros dijeron que todavía no tenían servicio.

El episodio dejó preguntas sobre el notable filtro conocido como la "Gran Muralla Cortafuegos" de China y destacó la vulnerabilidad de los servicios de comunicación internacional a las interrupciones, después del bloqueo del verano pasado de Line y KakaoTalk, dos aplicaciones de mensajería instantánea chinas.

Pero las crecientes restricciones en línea en otros países fueron las que marcaron a 2014 como un punto bajo en la censura en línea, de acuerdo con ejecutivos de internet. "Fue un año desastroso para la libertad en internet", dijo Milton Mueller, profesor de estudios de la información de la Universidad de Syracuse. Rusia, Turquía y Tailandia lideran la manera como se ejercen las restricciones en las libertades de su población, agregó.

Un ejecutivo de unas de las grandes empresas estadunidenses de internet dijo que la interrupción de Gmail marcó un patrón familiar en la represión periódica en línea que ejerce China, pero agregó que otros gobiernos represores mostraron que "están cada vez más preocupados por las oportunidades que internet les da a sus ciudadanos".

Rusia encabeza la lista de países que atrajeron la condena internacional, mediante la promulgación de una ley que obliga que los datos se mantengan en los servidores locales y bloquea los sitios de activistas políticos. Google sacó a sus ingenieros de Rusia en las últimas semanas.

La llamada "Gran Muralla Cortafuegos" de China bloquea el acceso a muchos servicios internacionales de internet, que incluyen Twitter y Facebook, y semanal o mensualmente agrega nuevos sitios a la lista negra.

En junio, en los días previos al 25 aniversario de las manifestaciones de la Plaza de Tiananmen, los servicios de Google, incluida su función de buscador, fueron bloqueados repentinamente, y siguen así, aunque existen algunos resquicios.

Google tiene una historia turbulenta en China desde que en 2010 movió sus servidores al extranjero y reubicó su servicio de buscador chino a Hong Kong.