Germina Biva, un rival para la Bolsa Mexicana de Valores

La previsión es que esta nueva institución impulse 40 por ciento las operaciones en tres años e inicie funciones a finales de 2016.
Bolsa Mexicana de Valores.
El piso de remates de Reforma. (Jorge Carballo)

Ciudad de México

Turbulencias en las bolsas de valores mundiales y salidas de capital de las economías emergentes: suena como un momento terrible para preparar el lanzamiento de un nuevo mercado de valores.

Pero Central de Corretajes (Cencor), una empresa privada mexicana, es lo que planea hacer. Espera que la bolsa institucional de valores (Biva) empiece a funcionar al finalizar 2016, con lo que empezará la competencia, alimentará la liquidez y le dará un impulso de 40 por ciento a las operaciones en México en tres años.

“Estamos totalmente de acuerdo en que ahora las condiciones son complicadas”, dijo Santiago Urquiza, presidente de Cencor, en una entrevista telefónica. Pero señaló que los países más grandes del mundo tienen varias bolsas de valores, y la segunda mayor economía de América Latina debe seguir el ejemplo. “Independientemente de las subidas y bajadas de los volúmenes y precios, México definitivamente necesita esto”.

Lleva tres años trabajando para crear la Biva, y espera la autorización definitiva de la  Secretaría de Hacienda, pues ya tiene en el Nasdaq un gran patrocinador. El operador bursátil estadunidense ofrecerá lo que está en camino de convertirse en la bolsa de valores más nueva de América Latina con su plataforma de operación X-stream, la tecnología de este tipo más utilizada en el mundo, así como el sistema de vigilancia Smarts de Nasdaq.

Pero, ¿hay espacio para dos mercados mexicanos? La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) dice que la Biva subestima los retos que enfrenta. “No necesitamos un nuevo mercado, necesitamos más competencia”, reconoce José Oriol Bosch, presidente ejecutivo de la BMV. Aunque un rival será una “llamada de atención” para la  BMV y “no es necesariamente algo malo”, dijo el mes pasado.

Urquiza, quien en especial tiene como objetivo las empresas de capitalización mediana en un rango de capitalización de mercado de entre 500 y 800 millones de dólares (mdd), sabe que el reto es lograr que la Biva sea lo suficientemente atractiva para atraer nuevas cotizaciones. “Tenemos que traer nuevas cosas a la mesa”, dijo Urquiza, especialmente productos y modelos que mejoren la liquidez de las acciones.

Cencor, la matriz de la Biva, tiene un historial de casi 30 años de corretaje, operación y desarrollo de mercados financieros.

Todas las acciones que operan en la BMV también operarán en la Biva, pero los nuevos emisores también podrán elegir el mercado que prefieran. “Creemos que el mercado mexicano puede crecer 40 por ciento en tres años”, dijo. “España tiene alrededor de 3 mil 500 emisores. Aquí hay 145”. Urquiza espera la aprobación de la Secretaría de Hacienda el próximo verano.

Si se aprueba, la Biva se encontrará frente a frente con un mercado que considera que va en camino de superar al poderoso BM&F Bovespa de Brasil en términos de capitalización de mercado.

“Estamos muy cerca de ser el mercado más grande de América Latina”, dice Bosch, y señala que hasta noviembre de 2015 la capitalización de mercado del BM&F Bovespa de Brasil fue de poco más de 519 mdd, y México quedó cerca de 426 mdd. “Esperamos superar a Brasil por las razones correctas, no solo por la caída de Brasil”, agregó.

El año pasado, México tuvo siete ofertas públicas iniciales con un valor de mil 900 millones de dólares, más que el resto de América Latina junto, y también fue el líder regional en acuerdos del mercado de deuda de capital.

Una de las ofertas de capital, del desarrollador hotelero RLH, fue de solo 25 millones de dólares, la oferta pública inicial más modesta en 15 años y una señal, cree la BMV, de que puede atraer tanto a las empresas más pequeñas como a las de primera fila, la audiencia objetivo de la Biva.

EL DATO

30 años de experiencia que tiene Cencor en operación de mercados financieros.

145 emisores con lo que cuenta el mercado financiero mexicano.