General Motors invertirá 5 mil mdd en línea para mercados emergentes

La compañía intenta llegar a una “fórmula ganadora” en países que impulsarán las ventas.
Dan Ammann, presidente de General Motors.
Dan Ammann, presidente de General Motors. (Nacho Doce/Reuters)

Londres

General Motors gastará 5 mil millones de dólares en una nueva familia de vehículos para entrar en los mercados mundiales en crecimiento, mientras profundiza su alianza con SAIC Motor de China; así es como el tercer fabricante automotriz del mundo continúa la transformación de su estrategia en las economías emergentes.

GM y SAIC, socios de una empresa conjunta en China, desarrollarán la arquitectura y motores totalmente nuevos para una familia de coches que se fabricarán en cuatro centros industriales —China, Brasil, la India y México— con un alto nivel de partes de procedencia local.

Los coches, que llevarán la marca Chevrolet, se exportarán después a otros países, pero no hay planes para vender los vehículos en Estados Unidos o Europa.

Dan Ammann, presidente de GM, dijo que la compañía intenta llegar a una “fórmula ganadora” en los mercados que impulsarán las ventas de los coches en el futuro, ya que los fabricantes de automóviles de todo el mundo se enfrentan al mercado estadunidense, que se piensa está a punto de llegar a su máximo, al débil crecimiento en Europa y a los puntos de conflicto, como Rusia.

Se espera que cerca de 88 por ciento del crecimiento en las ventas de los coches de pasajeros en todo el mundo provengan de los mercados emergentes entre el día de hoy y 2030, de acuerdo con GM.

“Esto realmente se trata de satisfacer las necesidades de los clientes en estos mercados en crecimiento que cambian rápidamente”, dijo Ammann. “Sentimos que es muy importante salir y cerciorarnos en dónde apostamos desde una perspectiva de crecimiento”.

GM transforma radicalmente su presencia mundial este año, y realiza retiros totales o parciales de países como Rusia, Indonesia y Tailandia, mientras invierte en la capacidad en México para fabricar modelos como la siguiente generación del compacto Cruze, que actualmente se fabrica en Corea del Sur.

La nueva gama, que se espera salga a la venta en 2019, y llegue a una venta anual de 2 millones de unidades al año, utilizará en gran medida las plantas existentes y marca el intento más reciente de un fabricante de automóviles multinacional para producir un coche global que atraiga los gustos locales en los mercados emergentes, pero que comparta un grado de cosas en común que permita que su producción sea rentable.

Renault lanzó recientemente el compacto Kwid en la India, cuyo diseño e ingeniería se realizó parcialmente en el país del sur de Asia y se fabrica en Chennai.

Si bien la gama de GM se desarrollará parcialmente en el centro de investigación Patac, en Shanghái, Ammann negó que fuera un intento para competir con Dacia, la marca económica rumana de Renault que tuvo un éxito considerable incluso en los mercados desarrollados.

Dijo que el punto no era producir un modelo “de gama baja”, sino combinar el contenido y el valor en la línea con la demanda de un alto nivel de conectividad, seguridad y economía en el consumo de combustible.

Ammann se negó a dar detalles de los estilos de carrocería que se van a incluir en la gama, o si se van a incluir vehículos comerciales ligeros. Pero la línea se “orientará principalmente a los coches de pasajeros”, dijo.

EL DATO

88%

Previsión de ventas globales de autos que corresponderán a los países emergentes en los próximos 15 años.