Gdansk quiere ser capital europea del ‘outsourcing’

A los grupos extranjeros les atrae el acervo de talento del histórico puerto báltico, los bajos costos y la cercanía con el mercado occidental.
Hay un repentino auge en nuevas inversiones y crecimiento, dice un grupo de cabildeo local.
Hay un repentino auge en nuevas inversiones y crecimiento, dice un grupo de cabildeo local. (AFP)

Gdansk

Las empresas internacionales se acumulan en la histórica ciudad polaca de Gdansk, pues ven que el rápido crecimiento de la urbe como destino de subcontratación es una forma de reducir costos mientras mantienen la experiencia.

Deutsche Bank, State Street y Toshiba tienen planes de inversión en Gdansk, de acuerdo con tres personas con conocimiento de las negociaciones, como parte de una estampida en la ciudad que puede sumar 5 mil empleos en los próximos dos años.

Los bancos, las empresas de servicios profesionales y los conglomerados globales que tradicionalmente envían la parte administrativa del negocio a Asia están dispuestos a trasladar tareas más complejas de sus oficinas centrales, y les atrae la cercanía de Polonia a las capitales de occidente, la pertenencia a la Unión Europea, el enorme acervo de talento y los bajos costos.

Polonia es el líder de subcontratación de procesos empresariales (BPO, por su sigla en inglés) de Europa del Este, atrae a las empresas occidentales que buscan reducir costos sin sacrificar habilidades específicas, y emplean a más de 150 mil personas en todo el país en funciones de finanzas, logística y ventas.

Gdansk, en la costa del mar Báltico al norte de Polonia, ahora obtiene casi una tercera parte de su actividad económica de los centros de servicios para las empresas globales.

“Actualmente conduces por la ciudad y hay oficinas tras oficinas tras nuevos desarrollos”, dijo Michal Gryglewski, director general de operaciones de servicio empresarial de Sony Pictures en Gdansk. “Es muy dinámico. Aprovechamos el mercado local y lo desarrollamos también”, añadió.

Este año, Bayer y ThyssenKrupp de Alemania, Arla de Dinamarca, Wipro de India, Staples de Estados Unidos y PwC de Gran Bretaña sumaron casi 3 mil puestos de trabajo entre ellos en Gdansk. El grupo estadunidense de inversión, State Street, y Deutsche Bank buscan anunciar medidas para emplear a cerca de mil personas cada uno para finales del año.

“Vemos un repentino auge en nuevas inversiones y crecimiento”, dijo Jacek Levernes, presidente de la Asociación de Líderes de Servicio de Negocios, el grupo de cabildeo local de la industria.

“Gdansk ya es el nuevo gran jugador en la subcontratación y el offshoring (ubicación de plantas en centros cercanos al capital y el mercado) en Polonia”, agregó.

La aerolínea alemana, Lufthansa, tiene un centro de tecnología de la información en Gdansk que maneja su programación mundial de vuelos. Thomson Reuters, la empresa de información y noticias, tiene más de mil empleados en la ciudad que informan sobre los mercados financieros de todo el mundo. Bayer maneja todas sus ventas internacionales a través de la ciudad.

Conocida como Danzig hasta finales de la Segunda Guerra Mundial, Gdansk fue el lugar de nacimiento de Solidaridad, el sindicato que ayudó a derrocar al régimen comunista de Polonia. La ciudad empezó a atraer a un flujo constante de empresas mundiales después de la crisis de 2008, al aprovechar el gran flujo de graduados de la ciudad con conocimientos de TI disponibles a bajo costo.

No es casualidad que el edificio principal de la Universidad de Gdansk se encuentre entre oficinas y parques industriales que bordean la principal calzada de dos vías que cruza la ciudad. Es un recorrido a pie de dos minutos el que tienen que realizar los estudiantes graduados hacia las oficinas de PwC, Cognizant o Bayer.

“Esto le da totalmente una nueva marca a la ciudad”, dijo el alcalde Pawel Adamowicz. “Es muy importante. No tenemos el financiamiento, el capital de las ciudades occidentales. Pero ofrecemos algo adicional, algo competitivo. Ofrecemos nuestros cerebros, muestra inteligencia”, Adamowicz dice que la subcontratación representa hasta 30 por ciento de la economía de la ciudad, y es la industria de mayor crecimiento.

Esto también es un estímulo para las empresas de construcción y bienes raíces. A finales de este año, la existencia total de oficinas modernas en Gdansk y el área conurbada será de más del doble que en 2008, y 44 por ciento de la demanda llega del sector BPO, de acuerdo con Jonas Lang LaSalle, una empresa de servicios de bienes raíces.

De los 47 proyectos de inversión en Gdansk, y sus alrededores en los últimos cuatro años, 40 fueron para la industria BPO, según Marcin Piatkowski, director de Invest in Pomerania, la agencia de promoción regional.

“En los últimos años vimos un crecimiento anual de 15 por ciento en el empleo”, dijo. “Creo que podemos mantener ese ritmo... siempre y cuando podamos dar gente al mercado.

Arla, la compañía danesa de alimentos, fue una de las primeras en establecerse en Gdansk en 2008, y recientemente llegó a un acuerdo de adquirir más espacio de oficinas para aumentar su número de empleados en la ciudad.

“Hay por lo menos el doble empresas que llegan en este momento en comparación con hace un par de años en términos de número de empleados”, dijo Marcin Tchorzewski, director general del centro BPO de la compañía en Gdansk.

“En los próximos dos años veremos al menos 3 mil nuevos puestos de trabajo”.

EL DATO

150 mil personas ocupa Polonia y es líder de subcontratación de procesos empresariales.

15% anual ha crecido el empleo en los últimos años y es viable mantener ese ritmo.

47 proyectos de inversión llegaron a la urbe y sus alrededores en cuatro años.