GM busca duplicar margen de utilidad

La firma se enfocará en el mercado chino, la marca de lujo Cadillac y una mayor eficiencia.
La presidenta de la compañía automotriz dictó una conferencia ayer en Michigan.
La presidenta de la compañía automotriz dictó una conferencia ayer en Michigan. (Carlos Osorio/AP)

Milford y Michigan

La presidenta ejecutiva de General Motors, Mary Barra, dio a conocer sus planes para casi duplicar las utilidades de la empresa a principios de la siguiente década basándose en la mejora de la eficiencia, elevando su participación de mercado en China y el crecimiento de Cadillac, su marca de lujo.

La compañía dijo que busca entre 9 y 10 por ciento en su margen de utilidad, medido por las ganancias antes de interés y ajuste de impuestos para artículos especiales (EBIT ajustado), la medida de rentabilidad que prefiere la firma. El margen EBIT ajustado del año pasado fue de 5.5 por ciento.

Las proyecciones se sustentan en una fuerte y continua recuperación de la demanda en Norteamérica, donde GM espera lograr un margen de EBIT ajustado de 10% para 2016.

En septiembre, las ventas de vehículos nuevos en Estados Unidos subieron 19 por ciento comparado con el mismo mes del año pasado. Éstas fueron impulsadas por las fuertes ventas de automóviles deportivos utilitarios —incluyendo al Buick Enclave y la GMC Yukon— y de camionetas pick-up, incluyendo los modelos Silverado y GMC Sierra.

La empresa desarrolló las audaces proyecciones, a pesar de enfrentar altos costos por el retiro del mercado de una serie de vehículos con una falla que podría ser fatal en el sistema de encendido.

Los interruptores de ciertas unidades pueden cambiar de su posición de encendido mientras son conducidos, apagando el motor y muchos otros sistemas, incluyendo las bolsas de aire. A pesar de que los ingenieros de GM supieron que había fallas con los interruptores en 2001, los 2.6 millones de vehículos defectuosos no fueron retirados sino hasta febrero y marzo de este año.

Barra, quien asumió el cargo de presidenta ejecutiva en enero en medio de una serie de cambios de ejecutivos de alto nivel, dijo que era un "momento importante".

"Podemos demostrar con el nuevo equipo de liderazgo que tenemos un plan, que estamos integrados", dijo. "Se trata de la ejecución, en eso es en lo que estamos enfocados".

Barra dijo que la compañía esperaba que sus operaciones en Europa, que han sido golpeadas por el fuerte deterioro económico del continente, retomaran la rentabilidad en 2016.

También detalló su enfoque para la gran cantidad de retos que enfrenta la industria, incluyendo el endurecimiento de las normas ambientales y de economía de combustible en todo el mundo. Buscaría ganar participación de mercado en China y ampliar significativamente Cadillac, su marca de lujo, en respuesta al crecimiento en la participación de mercados de ese tipo de vehículos.

"Durante la siguiente década habrá más cambios que en los últimos 20, 30 o 40 años", previó Barra.