Sufre Uber revés en China

Tras el cierre de las oficinas de la aplicación en Guangzhou, el gobierno municipal planea su propio servicio de alquiler de taxis 
El tránsito es intenso en la ciudad sureña de Guangzhou, China
El tránsito es intenso en la ciudad sureña de Guangzhou, China (Shutterstock)

China

El gobierno municipal de Guangzhou planea lanzar su propio servicio de alquiler de taxis similar a Uber, unas semanas después de que la policía cerró la oficina de la aplicación de transporte con sede en San Francisco en la ciudad del sur de China.

La nueva compañía, Ruyue (que significa “previa cita”), ofrecerá transporte a clientes que utilicen la aplicación para smartphone. Sin embargo, los viajes los realizarán cuatro empresas de taxis con licencia para operar en Guangzhou, que enfrentaron la competencia de Uber antes de su cierre.

El momento para el inminente lanzamiento de Ruyue -semanas después del cierre de Uber por la redada de la policía- generó cuestionamientos sobre el compromiso de la ciudad para la igualdad de condiciones.

“Es difícil decir con certeza si las medidas contra Uber en Guangzhou tienen una relación directa con esta nueva aplicación, pero creo que es natural hacer la conexión”, dijo Zhang Yi, director de iMedia, una consultoría de internet en Guangzhou. “Parece que claramente la intención es la de limpiar el escenario para la nueva aplicación que maneja el gobierno”.

Empresas estatales que dominan muchos sectores en la economía china enfrentan la presión de las ágiles empresas de internet que pueden perturbar los mercados ineficientes como el de transporte y los servicios financieros.

Sin embargo, las aplicaciones para solicitar taxi -tanto chinas como extranjeras- enfrentan la atención de los organismos de seguridad del Estado en muchas ciudades chinas, debido a la prohibición de la operación de taxis sin licencia.

El Centro de Datos de Transporte Público de Guangzhou, parte del comité de transporte municipal de la ciudad, será el encargado de manejar Ruyue, y en un principio tendrá acceso a casi 3 mil vehículos de las empresas asociadas.

La aplicación estuvo en fase de prueba desde principios de este año, y dijo que trabajará con todos los proveedores de servicios privados de alquiler de transporte.

Sin embargo, en la práctica los únicos ganadores del proceso de licitación de la compañía fueron cuatro empresas de taxis con licencia, Baiyun, Guangjun, Jiaotong y Lixin, de acuerdo con un artículo del periódico local con afiliación al partido comunista, Southern Daily,

Funcionarios municipales que citaron los medios dijeron que se espera el lanzamiento de Ruyue en unas semanas, aunque no se dio una fecha específica.

Uber no es ajeno a la controversia, después de aguantar la atención que le prestan los reguladores en todo el mundo. Uber y otras aplicaciones para solicitar transporte como Didi Dache y Kuadi Dache eluden la prohibición legal de taxis privados al ofrecer viajes en autos de alquiler.

Un servicio de Uber, People’s Uber (Uber del pueblo), cuyo precio compite directamente con el bajo costo de los taxis con licencia, ofrece transporte en automóviles privados.

El primero de mayo, la oficina de Uber en Guangzhou, que comprendía el centro de apoyo para el conductor con dos empleados, fue allanada por la policía que confiscó el equipo y la cerró al alegar que no contaba con una licencia local de negocio. La oficina permanece cerrada con una solicitud pendiente para una licencia de nuevo negocio, dijo Uber.

Uber se negó a comentar sobre la puesta en marcha de Ruyue, aunque analistas independientes dijeron que es un precedente perjudicial: “Es difícil tener grandes expectativas para Ruyue ya que la maneja el gobierno y las cuatro compañías son de propiedad estatal, así que esencialmente todavía no se rompe el monopolio”, dijo Zhang.

Información adicional de Ma Fangjin.