El súper dólar succiona a los mercados emergentes

El fortalecimiento del dólar frente a las monedas del mundo exhibe las debilidades de los mercados emergentes, sobre todo de los que tienen deudas con denominación de la moneda.
Un dólar más fuerte golpea duro a muchos países en desarrollo que tienen enormes deudas con denominación en la moneda de reserva mundial
Un dólar más fuerte golpea duro a muchos países en desarrollo que tienen enormes deudas con denominación en la moneda de reserva mundial (Shutterstock)

Nueva York

A finales del año pasado la organización de finanzas internacionales más antigua del mundo hizo una predicción alarmante: si el valor del dólar sigue subiendo, el Banco de Pagos Internacionales, advirtió, las fragilidades financieras de los mercados emergentes quedarán expuestas.

Un dólar más fuerte no es un buen augurio para los países en desarrollo, y tres meses después, el repunte de la moneda estadounidense muestra pocas señales para moderarse. Desde el rand sudafricano hasta la rupia de Indonesia, una serie de monedas de mercados emergentes pierde rápidamente su valor. El índice del dólar, que compara a la moneda verde con una canasta de las monedas más importantes, se encuentra casi 11% más arriba este año.

Un dólar más fuerte golpea duro a muchos países en desarrollo que tienen enormes deudas con denominación en la moneda de reserva mundial, ya que en los últimos años tuvieron tasas más bajas de endeudamiento en EU. Aunque no a todas las economías emergentes las sacudió el viento de la fortaleza del dólar, por ejemplo India, que todavía se ve como una estrella en ascenso, mucho depende de qué tanto se desacelera la economía china.

Algunos analistas ven la posibilidad para que la tormenta de los mercados emergentes arrastre a Asia, particularmente si el crecimiento chino cae bruscamente y Beijing intenta debilitar el yuan.

“Todavía puede haber dificultades en el futuro para nosotros si continúa la fortaleza del dólar”, dice Nick Ferres, director de inversión de Eastspring Investments, y agrega que una acción para devaluar el yuan puede actuar como un desencadenante para la intervención cambiaria en toda Asia.

El último catalizador para las ventas de los mercados emergentes es el robusto crecimiento del empleo en Estados Unidos, que alentó la especulación de que la Reserva Federal estadounidense podría empezar a aumentar las tasas de interés oficiales en junio.

Contra el telón de fondo de un dólar a la alza, hay señales de que los inversionistas temen una mayor agitación para los mercados emergentes. Los fondos de capital que monitorea EPFR vieron egresos netos esta semana, lo que revirtió cuatro semanas de ingresos.

“Es sorprendente lo rápido que algunas de estas monedas y mercados vendieron masivamente en el último par de semanas”, dice Win Thin, jefe global de estrategia de divisas de mercados emergentes de Capital Economic.

El cobro del dólar no es la única fuente de debilidad para algunas áreas de los países emergentes. América Latina soporta la peor parte de la presión de ventas hasta el momento, gracias a la combinación de precios de materias primas más bajos, menor crecimiento y de la insatisfacción política que empuja a las monedas y a las bolsas de valores locales a niveles mínimos en varios años.

En Brasil, donde el escándalo que involucra a funcionarios del gobierno y a la petrolera estatal, Petrobras, se suman al dolor que ya tiene la debilitada economía, el rendimiento de la deuda de referencia a 10 años saltó a un nivel récord de 13.5%, mientras que hasta el momento, el valor del real cayó 15% frente al dólar en lo que va del año, lo que la convierte en una de las monedas con peor desempeño del mundo.

A medida que las oportunidades se convierten en obstáculos, los países que implementaron reformas estructurales para impulsar el crecimiento se volverán cada vez más visibles, dice Deutsche Bank.

Se identificó a los países con un una mejoría significativa en su desempeño estructural como China, Indonesia y Polonia. Los que todavía necesitan de reformas incluyen a Argentina, Ucrania y Venezuela.

Pero para muchos gestores de activos, India todavía es la estrella más brillante en el universo de los mercados emergentes.

Didier Saint-Georges de Carmignac, dice que India es el único prospecto atractivo dentro de las grandes economías de mercados emergentes gracias a los avances del país con las reformas.

En toda Asia una serie de factores ayudaron a que la región sea más resistente a la fortaleza del dólar que otras partes del mundo. El crecimiento se desacelera, pero todavía es positivo, mientras que la mayor parte de los bancos centrales de la región todavía tienen espacio para bajar las tasas.

La reducción de tasas de Corea la convirtió en el cuarto país asiático en actuar en las últimas dos semanas, se unió a India, China y Tailandia. Incluso Malasia, la bolsa de valores con peor desempeño, perdió sólo 4% en términos de dólares estadounidenses, mucho menos que gran parte de Europa del Este y América Latina.


Pero Asia no está exenta de problemas. En varias economías la deuda aumentó significativamente -particularmente en China- en los últimos cinco años. La desaceleración del crecimiento en China continental también se permeó a sus vecinos, especialmente en la forma de una reducción de la demanda de importaciones.

Para muchos inversionistas, las incertidumbres que consumen a los mercados emergentes trabajan para empañar su atractivo total. “El telón de fondo macro de los incipientes créditos en dólares de los mercados emergentes es un desafío”, dice Roper Strype, gestor de fondos de Lombard Odier. “Estamos mucho, pero mucho menos expuestos en los mercados emergentes de lo que estuvimos hace seis o nueve meses”.

Sin embargo, algunos activos pueden estar bien posicionados para la recuperación en algún momento. “Es difícil atrapar un cuchillo cuando está cayendo, pero si eres un dedicado inversionista de mercados emergentes, en alguno momento estos mercados tendrán que dar la vuelta y empezarás a querer estar allí cuando eso suceda”, dice Thin. “Normalmente a los que se afectó con mayor fuerza, son los primeros que se recuperan con fuerza”.