Twitter: entre el éxito y la lucha en Wall Street

Dick Costolo, CEO de la red social, intenta demostrar que los inversionistas de Wall Street que sostienen que Twitter “apesta” están equivocados.
Los fuertes ingresos en el cuarto trimestre ayudaron a Twitter a superar las expectativas y fue un distractor por el lento crecimiento de usuarios. Las acciones subieron 11% en las operaciones después del cierre.
Los fuertes ingresos en el cuarto trimestre ayudaron a Twitter a superar las expectativas y fue un distractor por el lento crecimiento de usuarios. Las acciones subieron 11% en las operaciones después del cierre. (Reuters)

Estados Unidos

Dick Costolo, presidente ejecutivo de Twitter, tiene un reto: renovar la compañía tan rápido como fluyen los tuits en la plataforma.

Esta semana casi lo logró. Costolo anunció un acuerdo con Google para que los tuits aparezcan en las búsquedas, las alianzas para mostrar tuits promocionados en otros servicios como Flipboard y Yahoo Japón, y un montón de cambios desde productos de anuncios que se muestran antes de que un usuario inicie sesión hasta capacidad de video mejorada.

Un memorándum que se filtró al blog de tecnología The Verge también demostró que intenta combatir el trolling en la plataforma -el acoso en línea o el bullying cibernético a menudo se dirige a adolescentes y a mujeres- que sentía que podía desanimar a los usuarios de Twitter.

En su estilo característico de hablar sin rodeos, escribió: “Apestamos en hacer frente al abuso y a los trolls en la plataforma y apestamos durante años…asumo la responsabilidad de nuestra incapacidad para lidiar con esto como compañía”.

El comediante, que se volvió emprendedor serial, que se volvió líder de una empresa pública, tiene la presión de demostrar que puede ampliar el atractivo de la plataforma de mensajes más allá de sus 288 millones de usuarios mensuales.

El frenesí se diseñó para apaciguar la preocupación en Wall Street de que Twitter “apesta” en otras áreas. Los analistas tienen la preocupación de que no se mueve lo suficientemente rápido como para impulsar la tasa de crecimiento de usuarios -sólo 1.4% de un trimestre a otro- y encontrar formas de ganar dinero con la gente que lee los tuits pero que no ingresa al servicio.

Costolo pasó el año pasado en la reestructuración de su equipo de administración, llevó un nuevo director financiero y ajustó la plataforma para hacerla más sencilla para los nuevos usuarios. Pero el crecimiento se mantuvo lento y la posición de Costolo en la parte más alta de la compañía -que dirige desde 2010 y donde invirtió desde un inicio- empezó a ser cuestionada.

Cada informe de ganancias trimestrales se vuelve más difícil para Costolo, dijo Will McInnes, director de mercadotecnia de Brandwatch, una compañía de análisis de redes sociales. “A Wall Street su desenfado no lo convence y siento que sólo quieren ver a un importante ejecutivo de publicidad en el puesto, como alguien de AOL o Yahoo, a pesar de que ninguno tiene mucho empuje”, dijo.

Las ganancias del jueves fueron más fáciles que la mayoría, los fuertes ingresos en el cuarto trimestre ayudaron a Twitter a superar las expectativas y fue un distractor por el lento crecimiento de usuarios. Las acciones subieron 11% en las operaciones después del cierre.

Wall Street todavía no está seguro de Costolo. Richard Greenfield, analista de BTIG, dijo que todavía es un caso en que “el tiempo lo dirá”. “Las acciones son extremadamente volátiles desde que empezó a cotizar en bolsa. La cuestión clave todavía es el crecimiento de usuarios”, dijo. “Todavía es una gran incógnita, es muy pronto con un montón de piezas moviéndose”.

El problema para Costolo es que cuando Twitter empezó a cotizar en bolsa, se vendió a sí misma como el siguiente Facebook. Pero la competencia por ese título entre las aplicaciones sociales es feroz.

“Enfrentan una competencia cada vez mayor de Instagram, Snapchat, Facebook y los nuevos competidores que se vuelven más grandes, como WhatsApp que se mueve para convertirse en una plataforma de distribución en 2015”, dijo Greenfield.

Pero la semana pasada Jack Dorsey, cofundador y presidente ejecutivo de Twitter, empezó a enviar mensajes en lo que llaman una “tormenta de tuits”, en la plataforma para defender a Costolo. Lo elogió por estar consciente del papel de la compañía, que algunas veces es difícil de definir.

No “hay una sola persona que haya pensado durante más tiempo sobre Twitter que @dickc”, escribió, usando el usuario de Twitter de Costolo.

Todd Chaffee, director general de Institutional Venture Partners, una firma de capital de riesgo que invirtió en Twitter en 2009, dijo que muchas personas subestiman a Costolo, que sabe como lograr que se hagan las cosas.

“Es difícil llevar a una compañía de cero ingresos a más de mil millones en cinco años. No creo que muchos ejecutivos puedan manejar ese nivel de crecimiento”, dijo. “Hay una tendencia en la prensa para tratar de atacarlo, pero hace un trabajo fenomenal”.