Heinz-Kraft, el bufé de Warren

El magnate duplicó el valor de su participación inicial en la empresa de alimentos con la eliminación de costos y el despido de una quinta parte del personal.
En 2013, Buffett/3G invirtieron 8 mil mdd en Heinz, y después 10 mil mdd para el acuerdo de Kraft.
En 2013, Buffett/3G invirtieron 8 mil mdd en Heinz, y después 10 mil mdd para el acuerdo de Kraft. (Reuters)

Estados Unidos

Era fácil ser escéptico: hace dos años Warren Buffett y 3G pagaron un precio súper elevado para comprar Heinz. Apenas crecía, y ¿qué tanto margen de cambio hay en una empresa de alimentos empacados bien administrada?

Bueno, los escépticos pueden tragarse su enorme orgullo y disfrutarlo. El jueves las acciones de Kraft operaron a 83 dólares, lo que quiere decir que la participación de Buffett/3G en Heinz-Kraft tiene un valor de 41 mil millones de dólares (mdd). Originalmente invirtieron 8 mil mdd en Heinz, y después aportaron otros 10 mil mdd para el acuerdo de Kraft. (Esto no toma en cuenta las acciones preferentes de Heinz que compró Buffett hace dos años, por las que recibe una pulcra cantidad de 700 mdd al año).

Entonces, ¿cómo los socios convirtieron 18 mil mdd en 41 mil mdd? Se eliminó una enorme cantidad de los costos de Heinz, se despidió a una quinta parte del personal. Así que la utilidad (antes de interés, impuestos, depreciación y amortización) creció en más de 700 mdd para llegar a 2 mil 800 mdd en dos años. Asumiendo que la compañía se mantuvo al múltiplo de utilidad al que la compró, el aumento de valor de Heinz pasó de 9 mil millones de dólares, para llegar a 38 mil mdd.

Buffett y 3G también cargaron a Heinz una nueva deuda de 16 mil mdd. Ya que el valor de la deuda se mantiene siempre igual, cuando Heinz aumentó su valor, la inversión de capital de los socios por 8 mil mdd creció más del doble a cerca de 17 mil mdd.

Entonces, Buffett y 3G extendieron su capital en Kraft, y le sumaron otros 10 mil mdd. Ya que las acciones de Kraft se convertirán en acciones de la empresa que resulta de la fusión, el precio de hoy de Kraft refleja el valor de mercado de una nueva compañía. A 83 dólares por acción, esto supone que su valor es de 80 mil mdd. Buffett y 3G son propietarios de más de la mitad de eso.

La magia del último paso llega del mercado. En una oferta de las acciones de Kraft a 83 dólares, los inversionistas pagan por la nueva compañía 16 veces el EBITDA de 2014. Esto es caro, incluso en el mercado con poca sustancia de hoy. Esto implica que los costos se mantendrán en descenso y las utilidades mantendrán su ascenso.

Azotaron a los escépticos, así que déjenos asumir que los socios pueden mantener su rendimiento. Ahora la cuestión es qué compañía de alimentos empacados sigue para que reciba el tratamiento Buffett/3G. Por ejemplo, repentinamente Kellogg y Hormel parecen empresas pequeñas con espacio para mejorar sus márgenes.

Doble ganancia

Warren Buffett ganó de dos maneras con la adquisición con apalancamiento de Heinz en 2013, duplicó el dinero de su inversión de capital y se embolsó dinero por los pagos que hacen ver pequeños los rendimientos disponibles con las actuales tasas de interés.

Heinz mejora su rendimiento de operación bajo la gestión de 3G. Esta firma brasileña de capital privado se asoció con Buffett y tuvo efecto espectacular y rápido en el valor del capital del grupo gracias al alto nivel de apalancamiento que se colocó en la compañía.

Ya que las ganancias aumentaron un tercio, la inversión inicial de capital de 4 mil 250 millones de dólares (mdd) del conglomerado de Buffett, Berkshire Hathaway, vale más del doble que el múltiple estándar de la industria.

Berkshire contribuirá con 5 mil 200 mdd adicionales para financiar la adquisición de Kraft y el mercado, y el jueves el mercado bursátil valoró la participación de 27% de la compañía de inversión en más de 21 mil mdd, en teoría una utilidad de cerca de 12 mil mdd en su desembolso de efectivo por las acciones. Esto refleja no sólo el aumento de valor de Heinz, también espera que 3G realice reducciones en costos similares a la fusión con Kraft.

Sin embargo, las utilidades de Buffett no paran con la mejor valoración de su inversión de capital.

Berkshire también aseguró el financiamiento del acuerdo de Heinz a través de la compra por 8 mil mdd de acciones preferentes, un instrumento de renta fija que pagó un dividendo de 9% anual, muy superior a los rendimientos disponibles incluso en el mercado de bonos basura.

Estas acciones preferentes también pagaron dividendos de 1 mil 100 mdd a finales de 2014, de acuerdo con el informe anual de Berkshire, y Buffett se embolsará un total de 2 mil 200 mdd para junio de 2016, la primera fecha en la que Kraft-Heinz puede recomprar las acciones y reemplazarlas con una deuda más barata.

El miércoles, Buffett, al hablar de la fusión de Kraft en CNBC, sonaba melancólico sobre la pérdida de ese 9% garantizado. “Me temo que lo llamarán tan pronto como puedan llamarlo”, dijo.