AT&T presiona a Carlos Slim

Tras romper lazos con el empresario mexicano y comprar Iusacell y Nextel, la empresa de telefonía busca fortalecerse en el país.
La expansión en México y Latinoamérica va a ser una gran parte de la estrategia de AT&T en el futuro. No pudieron hacerlo antes debido a su relación con Carlos Slim.
La expansión en México y Latinoamérica va a ser una gran parte de la estrategia de AT&T en el futuro. No pudieron hacerlo antes debido a su relación con Carlos Slim. (Archivo Milenio )

Nueva York

AT&T aumentó la presión sobre el multimillonario mexicano de las telecomunicaciones, Carlos Slim, al comprar a uno de sus principales rivales en bancarrota mientras busca capitalizar las grandes reformas del mercado de servicios inalámbricos del país.

La segunda empresa inalámbrica más grande de EU dijo que comprará Nextel México de NII Holdings que se encuentra en bancarrota por mil 900 mdd, menos la deuda pendiente neta, en un acuerdo que puede llevarle 3 millones de suscriptores, una cadena de tiendas minoristas y una red que cubre a alrededor de 76 millones de personas.

Es la segunda vez en tres meses que AT&T compra una red inalámbrica mexicana en su intento por construir lo que describe como el “primer servicio móvil norteamericano”. En noviembre, dijo que compraría Iusacell, el tercer grupo móvil de México, en alrededor de 2 mil 500 mdd, lo que destacó su determinación para enfrentar al imperio inalámbrico de América Móvil de Slim.

El acuerdo llega en medio de la reorganización radical en el sector de telecomunicaciones de México del presidente Peña Nieto, que obliga a Slim a dividir su imperio y a vender grandes partes a sus rivales para fomentar la competencia. Sus empresas tienen una participación de mercados de 80% en servicios de telefonía de línea fija y 70% en inalámbrica.

Previamente AT&T minimizó las alusiones de que puede también hacer una oferta por los activos que Slim pone a la venta, con el argumento de que el precio que busca “no necesariamente es muy atractivo”.

Hasta el año pasado, Slim contaba con AT&T como uno de sus socios más duraderos, pero su relación comercial se derrumbó en julio cuando el grupo estadounidense vendió al magnate su participación de 8% en América Móvil para asegurar la aprobación regulatoria para su adquisición de 48 mil 500 mdd de DirecTV.

“La expansión en México y Latinoamérica va a ser una gran parte de la estrategia de AT&T en el futuro. No pudieron hacerlo antes debido a su relación con Carlos Slim… ahora tienen la libertad que necesitan”, dijo una persona familiarizada con la forma de pensar de la compañía.

“Definitivamente  habrá más acuerdos en la región… puede pasar algún tiempo para el siguiente, pero no pararán aquí”.

Mediante la combinación de Nextel México con Iusacell, AT&T creará una red de casi 12 millones de suscriptores, y los analistas dicen que podrá competir agresivamente para quitarle más clientes a Slim y a Telefónica Movistar, la compañía número dos.

Michael Rollins, analista de Citi, dijo que el acuerdo fue “otro avance hacia posibles nuevas adquisiciones en América Latina para construir una escala mayor en México”.

“Creemos que AT&T no quedará satisfecho con cerca de 12% de suscriptores dentro de México. Por lo tanto, esperamos que siga considerando formas para ampliarse dentro de México, tanto orgánicamente como a través de adquisiciones”, añadió Rollins.

Después de que se finalice el acuerdo, que se espera sea a mediados de año, AT&T se publicitará como el “primer servicio móvil de Norteamérica”, con una cobertura de 400 millones de clientes en EU y México. Ofrecerá los mismos precios y planes a los clientes de ambos países, ya que busca capitalizar las tendencias de migración y los fuertes lazos familiares.

AT&T dijo que la adquisición apoya sus “planes para crear una mayor competencia y velocidades de internet más rápidas al mercado inalámbrico mexicano”. La penetración de los smartphones en México es aproximadamente la mitad de la de EU y está a la zaga del resto de Latinoamérica.

El acuerdo se produce en un momento de considerable gasto de capital para AT&T. Además de sus compras de DirecTV, Iusacell y Nextel México, los analistas también piensan que gastará hasta 20 mil mdd en una licitación altamente competida por el espectro de EU. La semana pasada, el grupo dijo que aseguró dos acuerdos crediticios con valor de 11 mil 200 mdd, y en octubre vendió mil 295 mdd de bonos en Taiwán.