Automotrices coreanas en problemas por Rusia

Empresas automotrices coreanas, como Kia y Hyundai, afirman que la crisis rusa ha provocado una caída de hasta el 54% de sus utilidades.
El año pasado, las ventas de vehículos Kia en Rusia cayeron 9% para llegar a 179 mil 59 unidades.
El año pasado, las ventas de vehículos Kia en Rusia cayeron 9% para llegar a 179 mil 59 unidades. (Shutterstock)

Corea del Sur

Kia Motors se unió a sus homólogos fabricantes de automóviles de Corea del Sur en culpar a Rusia por la caída de su rendimiento financiero, ya que reportó una caída de 54% en sus utilidades netas en el último trimestre del año pasado.

En conjunto con su empresa hermana, Hyundai Motor, Kia se ubica entre los cuatro principales fabricantes de automóviles en el mercado automotríz ruso que sufrió por el retroceso económico interno ante la fuerte caída en los precios del petróleo y el impacto por las sanciones de EU.

El año pasado, las ventas de vehículos Kia en Rusia cayeron 9% para llegar a 179 mil 59 unidades, y el impacto financiero se agravó por la caída de 46% del valor del rublo ruso frente al won de Corea del Sur en ese periodo.

Hyundai, que el viernes informó una caída de 22% en sus utilidades netas en el mismo periodo, también citó que Rusia arrastró los ingresos. La empresa automotriz, de menor tamaño, Ssangyong Motor, que cuenta a Rusia como su mayor mercado de exportación, sufrió una caída de 30% en sus ventas en el país el año pasado.

Kia produce cerca de la mitad de los carros que vende en Rusia en el país, pero después de predecir una nueva caída de 12% en los volúmenes de venta en Rusia para 2015, ahora planea iniciar la exportación de parte de esa producción.

Los problemas en Rusia se compensaron parcialmente por un incremento global en las ventas trimestrales por volumen de Kia, que fueron 4.1% más altas que el mismo periodo del año previo. Pero, a pesar de este incremento en las ventas de unidades, el ingreso cayó 0.5% y la utilidad de operación bajó 23%, ya que las necesidades de Kia para ofrecer incentivos de venta afectaron sus márgenes.

Yoo Ji-woong, analista de Taurus Investment & Securities, dijo que Kia se vio obligada a ofrecer mayores incentivos de pagos a los compradores para ayudar a vender una flotilla de autos que envejecía, mediante la reducción efectiva de los precios de sus vehículos. Yoo agregó que una pronunciada caída del won frente al dólar estadounidense aumentó el valor de la deuda con denominación en dólares que tiene Kia con sus subsidiarias en el extranjero, lo que explica parcialmente la fuerte caída de la utilidad neta de 54% a 436 mil millones de wons.

Kia sufrió más golpes financieros por una huelga de trabajadores en octubre, y una multa de 100 millones de dólares que las autoridades estadounidenses ordenaron pagar junto con Hyundai en noviembre después de que se descubrió que dieron información errónea sobre la eficiencia del consumo de combustible de algunos vehículos.

Kia proyecta un crecimiento en el volumen de ventas de 6.7% este año, mediante la ayuda del aumento de la producción en su fábrica más reciente en China, y el lanzamiento de nuevos modelos en EU y Corea del Sur.