Actualizará Microsoft 'por aire' el 'software' de los automóviles Ford

No habrá necesidad de que los conductores visiten la agencia, lo que ofrece un ahorro para los fabricantes y comodidad para los clientes.
El modelo Fiesta cuenta con Sync.
El modelo Fiesta cuenta con Sync. (Shutterstock)

Londres

Ford recurrió a Microsoft, su antiguo socio en el casi odiado sistema de entretenimiento Sync, para ofrecer servicios con base en la nube que le permitirán al fabricante de automóviles brindar actualizaciones de software por el aire, como lo hace su competidor Tesla.

Los fabricantes luchan por introducir correcciones inalámbricas que permitan a los autos conectados actualizarse de la misma manera como los smartphones las reciben.

Las actualizaciones por el aire permiten a los fabricantes agregar funciones y mejorar el desempeño. Esa conectividad también significa que se pueden solucionar los problemas de software sin la necesidad de que los conductores vayan a la agencia, lo que ofrece un ahorro para los fabricantes y comodidad para los usuarios.

El movimiento de Ford también marca el último intento del fabricante de automóviles para que los largos periodos de desarrollo de la industria del motor estén en línea con el rápido movimiento del mundo de los modernos electrónicos de consumo.

"Se trata de que nosotros reconocemos, cada vez más, que somos una empresa de tecnología y software", dijo Don Butler, director de vehículos conectados de Ford. "No solo nos comparamos con las empresas de tecnología de consumo. Los consumidores nos comparan con los tipos de experiencias que tienen con sus smartphones".

Las actualizaciones inalámbricas de Ford estarán disponibles en EU a partir del próximo verano, cuando lance sus primeros coches con el nuevo sistema Sync 3. Aunque la nueva plataforma utiliza el sistema operativo QNX, de BlackBerry, y no la tecnología de Microsoft, las actualizaciones se realizarán a través de Azure, el servicio en la nube de Microsoft.

Microsoft, bajo la gestión de su presidente ejecutivo, Satya Nadella, está dispuesto a cambiar su enfoque hacia la venta de servicio en la nube a través de la plataforma Azure.

Los automotrices aprovechan con cautela el potencial que les ofrecen los coches conectados, ya que hay importantes preocupaciones sobre la seguridad cibernética.

Tesla, el fabricante de automóviles de California, es el pionero de las actualizaciones por aire, que se utiliza para agregar funciones en el software instalado en el coche o activar funciones autónomas. Incluso trató un retiro de vehículos con una actualización inalámbrica.

Jack Bergquist, analista de IHS Automotive, dijo que Tesla está "tres años" por delante de otros fabricantes, más renuentes a abrir el suministro para funciones esenciales del vehículo. "Ningún otro fabricante toma ese riesgo", dijo.

Los conductores de Ford hasta el momento tienen que descargar las actualizaciones de sus coches conectados en sus computadoras y después utilizar memorias USB para transferirlas a sus carros, o tiene que ir a la agencia.

Ahora, tan pronto como el coche detecte una conexión wifi, revisará las actualizaciones y descargará el parche sin interrumpir el uso del sistema. "Todo será sin interrupciones", dijo Butler.