Firmas de gas y crudo recortan 1 bdd su inversión en reservas

La consultora Wood Mackenzie espera que la actividad de exploración, perforación y producción de las energéticas sea 22 por ciento menor que hace dos años.
Las plataformas de la venezolana Pdvsa en Maracaibo.
Las plataformas de la venezolana Pdvsa en Maracaibo. (Isaac Urrutia/Reuters)

Nueva York

Las compañías de gas y petróleo gastarán un billón de dólares menos en exploración, perforación y producción de reservas entre 2015 y 2020 debido al desplome del precio del crudo, dice una consultora líder, lo que aumenta los temores sobre el posible descenso de suministros hacia el final de la década.

La consultora Wood Mackenzie dijo que espera que la actividad upstream (exploración, perforación y producción) del gas y el petróleo sea 22 por ciento menor que la que se proyectó hace dos años, antes de que los precios empezaran a caer.

La industria en Estados Unidos, incluidos los productores de esquisto, sufre algunos de los recortes más profundos, y se espera que también Rusia tenga fuertes caídas, aunque en algunas partes del Medio Oriente —en Arabia Saudita en específico— el gasto se mantiene.

La desaceleración en la inversión se espera que reduzca la producción global del próximo año de gas y petróleo cerca de 4 por ciento. Eso ayudará a disminuir el exceso de oferta que llevó a la caída de los precios del crudo, pero tiene el potencial de sentar las bases de mercados más ajustados y elevar los precios en los años posteriores.

La contracción de los flujos de efectivo de las empresas petroleras que se generó por los precios más bajos obligó a muchas a reducir gastos.

Por ejemplo, ExxonMobil redujo su gasto de capital de 42 mil 500 millones de dólares (mdd) en 2013 a un gasto previsto de 23 mil mdd este año, mientras que la reducción de Chevron pasa de 41 mil 900 mdd a 25 mil mdd durante el mismo periodo.

Las expectativas de que los precios del petróleo puedan mantenerse en alrededor de 50 dólares por barril durante años, implica que muchos proyectos posibles de gas y petróleo no serán económicamente viables.

Goldman Sachs calculó que el valor de los proyectos potenciales, con un valor 550 mil mdd, podrían desecharse si el petróleo se mantiene en un precio de alrededor de 55 dólares por barril.

Hasta el momento la inversión cayó más rápidamente en América del Norte, donde las empresas pequeñas y medianas que enfrentan restricciones financieras más inmediatas lideran la industria del esquisto.

El tiempo relativamente corto que se necesita para perforar pozos y ponerlos a producir también significa que la actividad es más flexible en EU que en los megaproyectos que se utilizan para desarrollar las reservas en otras partes del mundo.

Wood Mackenzie redujo a la mitad sus estimaciones sobre el gasto de capital que se espera en tierra en los 48 estados continentales de EU, excluido Alaska.

El gasto global en exploración para encontrar nuevas reservas de gas y petróleo también cayó a la mitad desde 2014, por lo que descendió en un estimado de 42 mil mdd por año en 2016-17.

La caída de los costos de los servicios y equipos petroleros como las plataformas de perforación ayudan a compensar el impacto de la reducción de gastos. En algunos países, como Rusia, la devaluación de la moneda también ayuda a reducir costos.