A finales de 2017, coche de Tesla totalmente autónomo

Su renovada tecnología de autoconducción da más importancia a las señales del sistema de radar a bordo, a fin de no depender tanto de las cámaras frontales.
Uno de los modelos de la armadora en Bucarest.
Uno de los modelos de la armadora en Bucarest. (Vadim Ghirda/AP)

San Francisco

Tesla Motors dijo que tiene el plan de fabricar vehículos capaces de ser totalmente autónomos a finales del próximo año, lo que establece un plazo agresivo que puede ponerlo a la delantera frente a otras armadoras en la competencia por poner automóviles robot en la carretera.

Elon Musk, su director ejecutivo, dijo que los coches eléctricos de la compañía serán capaces de conducir de costa a costa en Estados Unidos. “Todo el camino, desde tu casa en Los Ángeles hasta dejarte en Times Square, para finales del próximo año, y después estacionarse solos, sin la necesidad de un solo toque”.

La noticia de que la compañía de coches eléctricos realiza avances hacia los vehículos de autoconducción total se da a pesar de la muerte del dueño de un coche Tesla en un accidente en EU a principios de este año mientras su vehículo estaba bajo su propio control, usaba lo que la compañía llama el modo “autopilot” (piloto automático). Tesla también se enfrenta a una demanda en China por otra muerte que supuestamente se relaciona con su actual asistente de conducción, aunque negó que fuera culpa de su tecnología.

El accidente fatal en Estados Unidos ya llevó a que Tesla renueve su tecnología de autoconducción, para darle más importancia a las señales de los sistemas de radar a bordo de sus vehículos, en lugar de depender tanto de las cámaras frontales. El accidente se produjo después de que la cámara no logró identificar el costado de una camioneta blanca que se encontraba frente a un cielo brillante.

La introducción de autopilot de Tesla hace un año representó la forma más avanzada de conducción automática en ese entonces, y llevó a que se produjeran advertencias para la compañía de que se movía demasiado rápido para introducir la tecnología. Pero Musk presionó para tener un cambio más agresivo hacia la autoconducción y argumenta que se salvarán más vidas de las que se pongan en riesgo mediante su adopción.

Musk criticó a los periodistas por lo que considera una excesiva cobertura del accidente fatal en EU. “Si puedes disuadir con efectividad a las personas de que compren vehículos autónomos, entonces matarás a personas”, advirtió. “La escasez que hay en la cobertura de los medios para las 1.2 millones de personas que mueren cada año en accidentes no refleja bien la situación en los medios, realmente no lo hace”.

Tesla dijo que todos sus carros que se fabriquen a partir de este momento contarán con cámaras y otro tipo de hardware necesario para que sean totalmente de autoconducción, y que las actualizaciones de software posteriores aumentarán progresivamente sus capacidades.

Sus nuevos vehículos —incluido el próximo Model 3 de la compañía, que se diseñó para ser el primer coche eléctrico que llegue al mercado masivo— contarán con ocho cámaras en lugar de la que única que se instala en los modelos actuales, dijo la empresa. También tendrán un mejor radar y sistemas de ultrasonido y una computadora a bordo con un poder de procesamiento 40 veces más grande en comparación con los modelos existentes.

Los carros que se equipen con el nuevo hardware comenzarán con menos capacidad de asistencia de conducción que los modelos actuales que utilizan autopilot, para permitirle a Tesla recopilar los datos de conducción que se necesitan para “entrenar” a la nueva inteligencia artificial. Pero Musk dijo que espera que en diciembre puedan llegar a tener una “paridad de funciones” con los vehículos existentes, con mejoras constantes después de cada dos o tres meses después de ese momento.

Cuando se le preguntó cómo Tesla puede garantizar que la tecnología es segura para la carretera en cada etapa, Musk dijo que se harán pruebas en situaciones de la vida real con la flota de vehículos de la compañía. El software operará en el fondo en un “modo sombra”, dijo, registrará y enviará informes sobre las acciones que se tomaron en ciertas situaciones. Solo cuando el software demuestre que puede realizar una conducción normal se va a activar, dijo.

Tesla está en la competencia tanto contra los fabricantes de automóviles actuales como con las empresas de tecnología como Uber, que recientemente comenzó a usar coches con capacidades limitadas de autoconducción en su servicio de solicitud de transporte en Pittsburgh.

“Nos vemos en el futuro como una compañía que se transformó a la robótica”, dijo Travis Kalanick, director ejecutivo de Uber, en una conferencia de Vanity Fair en San Francisco la noche del miércoles. Sin embargo, si bien expresó la confianza que tiene sobre los avances que se lograron en los coches autónomos, dijo que aún no se demuestra que pueden conducir tan bien como los seres humanos.