La gran fiesta de Ford

Joe Hindrick, presidente para Américas de Ford, bajó a México a contar los detalles y las razones detrás de sus nuevas inversiones en el país.
“Tenemos más de mil ingenieros trabajando en innovaciones para Ford México y para nuestra operación global. Eso nos da una gran innovación tecnológica”.
“Tenemos más de mil ingenieros trabajando en innovaciones para Ford México y para nuestra operación global. Eso nos da una gran innovación tecnológica”. (Cortesía Ford)

México

Hace unos días se dio el cierre a una semana de vértigo para un año de vértigo en la industria automotriz del país porque, espalda con espalda, se anunciaron dos mega inversiones en el sector. Una de Toyota, que abrirá una planta en Apaseo el Grande, Guanajuato, con un piso de mil millones de dólares. Ahí, la firma japonesa producirá hasta 200 mil unidades de su sedán Corolla, el más vendido de su tipo en el mundo. Asimismo, Ford Motor no se quiso quedar atrás y, en el punto culminante de su celebración por el 90 Aniversario de Ford México, Joe Hindrics, presidente de Ford Motor para las Américas, anunció la construcción de dos nuevas plantas por 2 mil 500 millones de dólares. Hindrics platicó con FT Mercados momentos antes de presentar su inversión al presidente Enrique Peña Nieto.

¿Qué empresa es esta, que trae su propio regalo a su fiesta por el 90 Aniversario de Ford en México?

Y se trata de un regalo muy caro: dos mil 500 millones de dólares de inversión en México para una planta de motores y nuestra primera planta de inversiones completa aquí tras 90 años. Así que es una gran celebración y estamos muy emocionados.

Son dos plantas nuevas, ¿cuántos empleos generarán?

Bueno, con estos 2 mil 500 millones de dólares crearemos 3 mil 800 empleos en Chihuahua y en Irapuato, para dos nuevos motores para nuestros planes de expansión ý también transmisiones nuevas que enviaremos a todo el mundo. Con esto reforzamos el papel de México como un gran lugar para tener una huella de manufactura, no sólo para Norteamérica, sino para todo el mundo.

¿Qué ven en México ahora, que se presenta como una meca para la manufactura de autos?

México ya lleva tiempo en esto. Ciertamente las reformas actuales del gobierno apoyan a la industria automotriz local pero vemos acá mano de obra de buena calidad y a un costo competitivo. Pero, y esto es lo más importante, acuerdos comerciales que permiten hacer embarcos a todo el mundo sin pagar derechos o impuestos aduanales. Además, hay muy buena logística y una buena base de proveedores y abastecimiento. Vamos a comprar unos 11 mil millones de dólares en autopartes este año en México. También está la facilidad de mover todo: buenos puertos, buenas vías férreas y redes de transporte… Así que están pasando muchas cosas y el gobierno está apoyando la industria.

¿Cómo se conectan estas iniciativas a la estrategia global de Ford?

Es una parte muy importante en nuestra producción de vehículos y es relevante en todo los que es nuestra cadena de trenes de potencia. Desde aquí podemos exportar a todo el mundo y nos permite ser muy competitivos. Tenemos los tratados de libre comercio y eso nos permite utilizar la base de México para exportar a todas partes.

¿Cómo miden en Ford la recuperación de este tipo de inversiones?

En primer lugar, creo que necesitamos ya esa capacidad de producción. Por eso estamos muy ansiosos ya de empezar. Necesitamos esos motores y transmisiones para apoyar nuestras operaciones, no sólo en México sino en todo el mundo. Estamos por eso en el lugar exacto, donde hay calidad, costo y logística para competir en todo el mundo.

¿En qué se va a innovar en estas plantas?

Por cuestiones de estrategia, no podemos dar los detalles o qué motores vamos a hacer aquí, pero todos son de la siguiente generación. Para ser competitivos, en Ford necesitamos eficiencias y también continuar con nuestro rendimiento y calidad que la gente quiere ver en sus power trains. Además, tenemos unos mil ingenieros trabajando en innovaciones, no sólo para Ford México, sino para nuestra operación global. Y eso nos da una gran innovación tecnológica.

¿Qué capacidad han visto en México a partir de las propias plantas de Ford?

Estamos muy impresionados. Se ha crecido mucho y muy rápido a nivel local. Hay un gran rendimiento de nuestra comunidad de ingenieros aquí. Ellos trabajan en nuestros primeros programas de diseño no sólo para México, sino para apoyar nuestras plantas en todo el mundo. Queremos crecer nuestra presencia en este punto y apoyar a la empresa globalmente

Un poco de contexto:

Según el Centro de Investigación Automotriz de la Universidad de Michigan (Car Group), el mercado automotriz de Estados Unidos llegará en 2015 a su sexto año consecutivo con crecimientos. Esta es su racha más larga desde, por lo menos, la Segunda Guerra Mundial. Esta demanda por vehículos ligeros, de pasajeros o de carga, como las camionetas ligeras, es parte de la razón por las inversiones en México por parte de las empresas del sector. Así, según Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, en lo que va del sexenio los fabricantes globales de autos y autopartes han comprometido inversiones por casi 23 mil millones de dólares en el país. Asimismo, hay una inversión de más de 10 mil millones de dólares por parte de empresas nacionales participantes en la cadena de suministro de esta industria.

El ritmo que comenzó a tomar la industria mexicana data desde hace 10 años, reporta la consultora IHS Automotive, gracias sobre todo a la base industrial instalada en estados como Guanajuato, Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Morelos y Puebla. La firma dice que con los visto hasta ahora, el potencial productor de México tiene espacio para crecer un 50 por ciento adicional hacia 2020, Esto significa que en cinco años el país estaría produciendo unos 5 millones de vehículos por año.

A la fecha, hay 18 plantas instaladas en México que producen autos completos. Además, hay muchas más que producen partes como motores, transmisiones, chasise y miles más que fabrican desde cinturones de seguridad hasta cabezas de motor y tableros de control. La industria así es responsable de más de 700 mil empleos.

La innovación paga

Según el analista de Orange Peel Investments, Parke Shall, las últimas inversiones de Ford en el mundo van de la mano de un ambicioso programa de innovación para diseñar procesos y máquinas de “nueva generación”.  Según Shall, “parte del éxito reciente de Ford en países como China y Estados Unidos ha sido la determinación de la empresa de invertir en innovaciones y en su expansión”. La estrategia no se limita a esos mercados, pues Joe Hindrics detalla en estas mismas páginas que Ford tiene a mil ingenieros en México trabajando en diseño para consumo local y global de sus plantas.

En este sentido, según Shall, México crecerá como parte del ecosistema de negocios de Ford y afirma que aunque las inversiones tan grandes en capital (Capex), como las que anunció para México, primero tendrán un impacto en sus reportes financieros.

Pero a la larga, apuesta Shall, “esas inversiones incrementales en capital serán un indicador de que Ford volverá a ocupar su lugar como un jugador de peso en la industria automotriz global”. El experto dice que la inversión en México no es independiente de otras que Ford ha hecho en otros mercados. La empresa ha aumentado su presencia global en los últimos cinco años y a todos lados su estrategia en Capex es reinvertir en la propia compañía en lugar de acumular su capital o regresarlo a los accionistas.

“La noticia de que Ford invertirá 2 mil 500 millones de dólares es música para nuestros oídos de inversionistas, dice Shall. “El que la empresa invierta en sí misma tanto en EU como fuera tiene que pagar y no hay nada que nos haga pensar que lo que lleven a México será diferente”.