¿A dónde va el dinero: a Londres o a Nueva York?

Londres triunfó sobre Nueva York y París como la ciudad más deseable para reubicarse entre las personas que buscan trabajo.
Londres es líder en el mercado de divisas.
Londres es líder en el mercado de divisas. (Shutterstock)

Londres

Casi dos terceras partes de las 200 mil personas encuestadas en189 países por la consultora, Boston Consulting Group, y The Network, un grupo de 50 sitios web de reclutamiento, estaban dispuestas a mudarse a otra ciudad o país por motivos laborales. “Es un mundo en donde las barreras geográficas para el empleo se están derrumbando, incluso en la mente de algunos de los trabajadores más talentosos y con mayor educación”, dijo Rainer Strack, socio senior de BCG.

Los investigadores encontraron que el destino preferido es Londres, seguido por Nueva York y París. La población de empleados nacidos en el extranjero en Londres y Nueva York es de alrededor de 3 millones.

De las 15 ciudades preferidas a las que los buscadores de trabajo dijeron que les gustaría mudarse, EU cuenta con el mayor número con tres, seguido por Alemania y España, ambas con dos.

Había una enorme diferencia entre las nacionalidades en cuanto a la disposición de cambiar de país para trabajar. En Gran Bretaña y Alemania, el 44% de los encuestados dijeron que estarían dispuestos a trabajar en el extranjero, mientras que el 75% de los suizos y más de 90% de los franceses y holandeses consideraría mudarse.

EU fue el país más popular para mudarse, seguido por el Reino Unido y Canadá. Entre los países que no son anglóparlantes, Alemania fue el destino preferido. La gente en Estados Unidos entre los 21 y 30 años de edad se mostraron particularmente entusiastas con la idea de mudarse al extranjero por su carrera, seguidos por los jóvenes canadienses, suecos y del Reino Unido. Menos del 5% de los griegos y búlgaros dijeron estar dispuestos a hacerlo.

“La gente nunca ha tomado sus decisiones de carrera basados estrictamente en lo que sucede durante el trabajo”, dijo Mike Booker, director general de The Network. “Siempre hay un cálculo implícito de lo que el trabajo les permitirá hacer en su tiempo libre. La diferencia en un ambiente laboral más móvil de hoy es que los trabajadores están aplicando este filtro a las posibilidades laborales fuera de sus países de origen”.

El informe encontró que la gente que trabaja en empleos técnicos y de ingeniería eran los que más probabilidades tenían de considerar trabajar en el extranjero, mientras que los médicos y trabajadores sociales fueron los menos móviles.