Autos a prueba de Whatsapp

 General Motors presentará vehículos con sensores que detectan cualquier distracción al volante.
Los autos inteligentes podrían medir la dilatación de las pupilas, el ritmo cardiaco y el nivel de alcohol en la sangre.
Los autos inteligentes podrían medir la dilatación de las pupilas, el ritmo cardiaco y el nivel de alcohol en la sangre. (Shutterstock)

Estados Unidos

General Motors, el fabricante estadounidense de autos con mayor nivel de ventas, prepara el lanzamiento de los primeros vehículos producidos en masa con una tecnología que monitorea la vista y la cabeza y que puede detectar si los conductores están distraídos, dicen fuentes que conocen del tema.

La firma australiana afincada en Londres, Seeing Machines, firmó un acuerdo con el proveedor de productos de seguridad Takata para abastecer a GM con dispositivos de monitoreo para más de 500 mil vehículos en un plazo de tres a cinco años.

Los dispositivos medirán la rotación de las cabezas para así poder alertar a los conductores si están pasando mucho tiempo mirando ciertas áreas, como el frente del camino o el espejo retrovisor.

“La seguridad no vende autos, lo sexy vende autos”, dice Ken Kroeger, director general de Seeing Machines. “Pero una vez que las cámaras estén instaladas, podrán expandirse para cumplir otras funciones o propósitos”.

GM declinó hacer comentarios sobre planes a futuro.

El automóvil es la siguiente frontera en el uso de sensores “inteligentes” para obtener y analizar datos de los consumidores, junto con el hogar y los centros de trabajo. Esta acción es parte de la creciente batalla por ver quién puede utilizar estas tecnologías para obtener dinero de los conductores, ya sea vía apps en los tableros de control, en la transmisión digital de música o inclusive en películas para ser vistas en autos coches auto-conducidos.

“La clave para que las armadoras se distingan entre sí es cómo conectarán a los consumidores y les permitirán crear y compartir contenidos”, dice Thilo Koslowski, analista de la firma de investigación Gartner. “La experiencia del usuarios es un área de oportunidad no creada que será como una corona para el líder en este espacio”.

Las armadoras están incrementando sus ofertas digitales en respuesta a sus temores de que compañías tecnológicas podrían robar participación de mercado en la incipiente era de los “autos conectados”. La consultora automotriz SBD calcula que el número de dichos vehículos aumentará de 5.4 millones en 2012 a 36 millones en 2018, lo que representaría casi la mitad de autos embarcados ese año.

Kroeger dice que el equipo de Seeing Machine eventualmente permitiría a los conductores activar una app simplemente dirigiendo sus miradas a cierto punto dentro del vehículo y luego tocando un botón en el volante. Los dispositivos también podrían utilizarse para detectar la identidad del conductor como una medida contra  robo, o para impedir que un adolescente utilice el auto familiar después de las 10 de la noche.

La tecnología es fuente de preocupación sobre la privacidad y de cómo los fabricantes y las firmas de seguros almacenarán y manejarán los datos. Sin embargo, los dispositivos de Seeing Machines no guardarán o transmitirán la información, al menos al inicio.

Las firmas de seguros ya están invirtiendo en tecnologías de telemática que monitorean los hábitos de los conductores que utilizan teléfonos inteligentes y “cajas negras” que transmiten datos y que ajustan las primas de acuerdo al uso que cada individuo haga de su auto.

Los dispositivos de Seeing Machine incluyen cámaras respaldadas por algoritmos que pueden identificar las características faciales de los conductores, tales como la rotación de la cabeza o la frecuencia de sus parpadeos. Luego compara esta información en un mapa tridimensional del interior del auto para poder indicar con precisión (hasta de 1 grado) qué es lo que el conductor está mirando.

La compañía está invirtiendo en tecnologías que podrán qué tan concentrado está el conductor midiendo la dilatación de las pupilas. Asimismo, combina la información facial con sensores de signos vitales como el nivel de alcohol en la sangre y el ritmo cardiaco.

Esta noticia se da justo cuando GM y Takata enfrentan controversias por sus productos. La armadora está bajo investigación del Congreso de Estados Unidos por su omisión al ofrecer servicios preventivos a millones de vehículos en más de una década a pesar de las fallas los mecanismos de encendido. Varios fabricantes, como GM, Toyota y BMW, también llamado para reparaciones preventivas miles de autos debido a un defecto en las bolsas de aire de Takata.