La frontera mexicana ¿copiará el éxito energético de Texas?

El prospecto de una reforma del sector energético ha sido un tema de interés para aquellos quienes creen que a través de la inversión y el crecimiento puede darse una oportunidad para México.

Estados Unidos

El país cuenta con grandes recursos energéticos, de aguas profundas y no convencionales; y la compañía petrolera estatal, Pemex, no ha tenido la capacidad suficiente para desarrollar muchas de ellas debido a un capital insuficiente de inversión y una falta de recursos técnicos y tecnológicos.

No cabe duda de que los líderes políticos y empresariales de México quisieran cambiar esa situación y ver en su país una réplica del boom en la actividad no convencional del desarrollo del petróleo y gas natural que está viviendo la economía de Estados Unidos.

La producción de petróleo en Estados Unidos le ha dado la vuelta a un declive de más de 30 años y, de acuerdo a varios cálculos, para el año 2017 el país se convertirá en el mayor productor petrolero del mundo y alcanzará una autosuficiencia energética para 2030. Las exportaciones de gas natural, incluyendo a México, están creciendo y ayudando a mejorar el balance comercial de Estados Unidos.

El abundante y barato gas natural beneficia a la economía de Estados Unidos de muchas maneras, disminuyendo los costos de producción (en el sector es usado tanto como fuente de energía industrial como materia prima) e impulsando la competitividad económica. A su vez, esto ayuda a atraer la inversión y a la creación de nuevos empleos.

El cambio de carbón a gas natural en la generación de energía industrial y eléctrica también ha rendido beneficios medioambientales asociados con la reducción en las emisiones de gases dañinos tales como el CO2 y el dióxido de azufre (causante de la lluvia ácida).

Una vez que las medidas de la reforma energética tomen efecto y sean implementadas, seguramente México experimentará un rápido aumento en el nivel del desarrollo del petróleo de esquisto y gas. Al igual que cuando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte entró en acción, el norte de México estará al frente del proceso resultante de un cambio dramático.

Para darse una idea de los posibles efectos transformadores que la reforma energética en México puede traer a su frontera norte, podemos considerar los grandes cambios que han ocurrido a lo largo de los últimos años en el sur de Texas. La producción de petróleo en Eagle Ford, una gran reserva de gas natural hoy considerada como la sexta más grande descubierta en Estados Unidos y el mayor descubrimiento en más de 40 años, casi triplicó su producción entre 2011 y 2012.

A pesar del tremendo potencial de la zona fronteriza de México, es importante no perder de vista el hecho de que el boom energético de Texas ha tenido impactos tanto positivos como negativos. Por lo tanto, se deben tomar las medidas y prever la inversión necesaria para mitigar los impactos a las comunidades de la zona, que desde antes luchan para recibir la atención a sus peticiones y necesidades.

La reforma energética en México trae consigo la promesa de una nueva oportunidad para el país y el crecimiento en la región fronteriza será un resultado inevitable de la misma. La inversión, colaboración trasfronteriza y un compromiso constante son necesarios para asegurar que los cambios que traerá la apertura del sector energético a la región y sus residentes serán sobre todo positivos.

Desde hace décadas, incluso antes del TLCAN, las deficiencias eran claras. La frontera ha estado esperando una atención e inversión estratégica. La reforma energética de México puede al fin forzar un reconocimiento de que la frontera es crítica para la fortuna económica del país.

Estados Unidos también tiene que darse cuenta de este hecho y prepararse para trabajar de manera más estratégica con su vecino. Ambos países tienen mucho que hacer para asegurar que la región se ponga al frente del cambio inminente, y solo haciéndolo, es como el beneficio será realmente sentido por aquellos quienes lo merecen más; la gente trabajadora de ambos países.