Acciones de energía, opción para la recuperación del petróleo

La relación entre el precio del petróleo y los movimientos en las acciones de energía señalan que el petróleo se recuperará a finales de este año.
Las ganancias para las compañías en todo el sector de energía por supuesto se relacionan estrechamente al precio del petróleo.
Las ganancias para las compañías en todo el sector de energía por supuesto se relacionan estrechamente al precio del petróleo. (Shutterstock)

Estados Unidos

Es un pensamiento desconcertante después de la frenética venta generalizada de petróleo crudo en los últimos seis meses, pero parece que las acciones de energía todavía no igualan la disminución de los precios. Esto es una lástima. La venta generalizada ahora se refleja en que el crudo Brent cae en más de 56%. La física de los mercados dicta que en algún momento el precio del petróleo encontrará un nivel y se recuperará, al menos hasta cierto punto. Normalmente los mercados accionarios reaccionan exageradamente a factores desencadenantes de los mercados de materias primas, lo que abre la posibilidad de un agradable cambio de posición en las operaciones en las acciones de energía.

Sin duda los inversionistas están al acecho de esa oportunidad de compra opuesta, pero no es tan clara como se podría esperar. Mientras el Brent se ubica 55.7% por debajo de su punto máximo del año pasado, el sector de energía del S&P 500 cayó solamente 22.5%. Globalmente, las acciones de energía cayeron 27.6% en ese tiempo, de acuerdo con el MSCI.

Las ganancias para las compañías en todo el sector de energía por supuesto se relacionan estrechamente al precio del petróleo, y de hecho, las expectativas de ganancia se redujeron desde que la OPEP decidió el Día de Acción de Graciasno intentar apoyar los precios con un recorte de producción. Pero la reducción en los presupuestos de ingresos parecen hechos al vapor, mientras que las previsiones de mayor alcance de los agentes para el sector suponen que los precios del petróleo tendrán una importante recuperación para finales de año.

Tobias Levkovich, estratega de capitales de EU en Citi, señala que los pronósticos de ingresos más bajos de los brókers llaman a que las ganancias de energía crecerán más de 15%en 2016 en comparación con 2015. A medida que la correlación entre los movimientos en el precio del petróleo y los movimientos subsecuentes en los precios de las acciones de energía doce meses después es casi perfecto, esto implica que el precio del petróleo se recuperará a finales de este año.

La expectativa de consenso para los ingresos de las empresas de energía estadounidenses en este punto es una caída interanual de 19.9% para el cuarto trimestre de 2014, que profundiza una caída de 33% interanual en el trimestre actual. En octubre, cuando el precio del petróleo empezó a caer, pero antes de la reunión de la OPEP, las expectativas eran de una ganancia de 6.4% en ingresos para el cuarto trimestre, a la que le seguiría una ganancia de 2.3% en el trimestre actual, así que las estimaciones de los corredores parecen estar consistentemente rezagadas.

Levkovich comenta que algunos criterios de valoración interesantes sugieren que las acciones de energía fueron apaleadas “pero eso no significa necesariamente que se van a recuperar, si compras algo barato, puede encontrar maneras de volverse más barato”.

La curva de futuros en el propio mercado de petróleo sugiere una recuperación de precios para finales de año, con un precio del Brent en 60 dólares para diciembre. Esto se debe principalmente a la economía de surtimiento de las refinerías, y en todo caso esto todavía deja el precio previsto para finales de este año cerca de 20% por debajo de donde se encontraba hace un mes, después del día de Acción de Gracias. Nada de esto significa que las acciones de energía no terminen como una gran compra, y que superen el rendimiento del mercado de ahora, si el precio subyacente del petróleo se recupera. Ese es un escenario probable.

Pero hay dos advertencias importantes. La primera, la temporada de ganancias, que en dos semanas empieza para las empresas de energía, que parece ser muy importante, tal vez más por la orientación que ofrecen para el próximo año que para observación concreta de cómo la caída de los precios del petróleo afectó sus negocios a finales de 2014. La venta masiva acelerada en el período de vacaciones significa que los presupuestos de las compañías antes de Navidad para el año bien pueden ser obsoletos y necesitan revisarse. Puede ser imprudente sumergirse definitivamente en el sector antes de que las gerencias calculen en dónde están parados, y ofrezcan su historia al mercado. En segundo lugar, las acciones de energía, o al menos los índices de valores generalizados de energía que la mayoría de los inversionistas usan ahora para ganar exposición al sector, no permiten apostar por una recuperación del precio del petróleo. Más bien, cualquier ganancia probablemente sea menor a la ganancia en el precio subyacente del petróleo. Ahora se encuentra muy barato y es fácil apostar en el precio del crudo, así que los inversionistas que piensan que el petróleo se sobrevende, probablemente hagan esto en lugar de comprar acciones de energía.

Dentro del sector, el sector de extracción petrolera, bajó 52.7% desde que se llegó al punto máximo del Brent, esto ofrece una oportunidad más interesante para las principales empresas petroleras, cuyos modelos de negocio amortiguan el impacto de la caída de los precios del crudo a través de sus operaciones de refinación. ExxonMobil y Chevron sólo cayeron 11.4% y 17.5% respectivamente, desde el punto máximo del Brent.