Marihuana, el negocio del 2015

La firma Founders Fund, más conocida por invertir en empresas tecnológicas, dará el primer paso para invertir en el negocio de la marihuana en EU.
Planta de mariguana.
Los estados de Colorado, Oregon, Alaska y Washington permiten el uso recreacional de marihuana en EU. (Especial)

Estados Unidos

A poco más de un año de que Colorado legalizó la venta del uso recreativo de la marihuana, la naciente industria estadounidense del cannabis aseguró su primer gran inversionista institucional.

Founders Fund de Peter Thiel, una firma de capital de riesgo mejor conocida por respaldar empresas de tecnología como Facebook, SpaceX, Airbnb y Spotify, realizó una inversión multimillonaria en Privateer Holdings, una firma de capital privado con sede en Seattle que se enfoca en el cannabis.

Founders Fund es el primer inversionista de Privateer que no es una persona o empresa familiar extremadamente rica, lo que marca un paso significativo para los esfuerzos de establecer el sector de la marihuana legal como un mercado legítimo.

“Este es un importante hito en la transición de esta industria de un estado de prohibición a un estado de legalización”, dijo Brendan Kennedy, presidente ejecutivo de Privateer, que cofundó en 2011. Privateer está en negociaciones con otros inversionistas institucionales, agregó.

La inversión de Founders Fund es parte de una ronda de financiamiento de Serie B de 60 millones de dólares (mdd) que Privateer está a punto de cerrar. No divulgará la valoración que la ronda tenga en la empresa.

En combinación con los 7 mdd que recaudó anteriormente y con un préstamo puente de 15 mdd, la firma tendrá un financiamiento de 82 mdd. Sus empresas incluyen Tilray, un productor canadiense de marihuana para uso medicinal; Leafly, un sitio en línea de clasificación de cannabis; y Marley Natural, una marca de consumo de productos de marihuana y accesorios que se lanzará este año.

Privateer busca establecer “empresas y marcas profesionales” en el mercado estadounidense que dice tienen un valor entre 40 mil mdd y 50 mil mdd en ventas anuales, incluyendo el mercado negro, dice Kennedy.

“Lo que pasará es que el mercado total en los próximos cinco a diez años pasará de la prohibición a la legalización”, añadió. “Cuando los consumidores tienen la opción de elegir productos de producción profesional, empacados profesionalmente, seguros, confiables y de calidad consistente, siempre los van a elegir”.

Se proyecta que el mercado total de marihuana legal llegue a 2 mil 600 mdd en 2014 y 10 mil 200 mdd en 2018, de acuerdo con ArcView Group, una red de inversionistas de cannabis.

“El bosquejo macro para cualquiera de nuestras inversiones son empresas que creemos serán las compañías dominantes en su industria; y creemos que las industrias crecerán para convertirse en las más importantes del mundo”, dijo Geoff Lewis, socio de Founders Fund que dirige la inversión de la firma en Privateer. “Creemos que hay una gran oportunidad de mercado en el cannabis. Las empresas actuales de Privateer son líderes de mercado y crecen rápidamente”.

El auge de la hierba inició el primero de enero de 2014, cuando Colorado se convirtió en el primer estado de EU que permitió la venta de cannabis para uso no medicinal. En julio siguió el estado de Washington, y los votantes en Oregon, Alaska y el Distrito de Columbia en noviembre votaron para legalizar el uso recreativo. La marihuana de uso medicinal se permite en 23 estados de EU y el Distrito de Columbia. Uruguay legalizó la producción, venta y consumo, y varios países europeos la despenalizaron.