Cuando el DF alcance los 120 millones de pasajeros

 ¿Necesita la Ciudad de México el tercer aeropuerto más grande del mundo? Aquí seis factores que detonarán la demanda de vuelos hacia la capital mexicana.
Proyectos aeroportuarios Estas ciudades planean ampliar la capacidad de sus aeropuertos en los próximos años.
Proyectos aeroportuarios Estas ciudades planean ampliar la capacidad de sus aeropuertos en los próximos años. (Shutterstock)

México

Cuando concluya el proyecto del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México será el tercero más grande del mundo con una capacidad de 120 millones de pasajeros y un millón de operaciones anuales (entradas de vuelos y salidas). Para entonces, la Ciudad de México sólo estará por detrás de Londres, que planea construir un aeropuerto para 172 millones de pasajeros y Estambul, en Turquía, con 150 millones.

La capacidad será cuatro veces mayor que el aeropuerto actual del DF que ronda los 32 millones de pasajeros al año. Expertos en logística, economía y del sector aeroportuario explican que factores generarán en los próximos 50 años una demanda de 120 millones de pasajeros, poco más del aforo total en el 2013 de los 56 aeropuertos del país y cuya capacidad es cerccana a 93 millones de pasajeros.

1.    México es un imán turístico: La empresa de investigación de mercados Euromonitor International destaca a México como un destino de clase mundial. “El gobierno ha estado trabajando en aumentar los ingresos del sector y ser más atractivo para los turistas internacionales ofreciendo nuevos productos, infraestructura en turismo médico y mejorando la “marca” en el exterior con campañas en redes sociales y eventos internacionales. Los ingresos del rubro representaron el 9 por ciento del PIB en el 2013” cita un estudio de la firma.

Lo anterior se demuestra con los indicadores del sector, de acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo el número de turistas internacionales superó los 14.2 millones en el primer semestre del año, un nuevo máximo histórico, “ha sido el mejor en la historia del turismo en México” comentó la Secretaría.

2.   Punto de conexión: Actualmente, sólo 21% de los pasajeros que pasan por el aeropuerto del DF tienen vuelos de conexión, en comparación con 54% de los que llegan a Panamá. “Aumentar la capacidad aeroportuaria del centro del país es positivo, pues permitirá que México se coloque como un centro de conectividad para el continente americano. Actualmente existe el potencial para competir con otros aeropuertos como Panamá, Bogotá, Miami, Atlanta que son utilizados en su mayoría por pasajeros que hacen conexión a otro destino”, asegura un vocero de Aeroméxico.

En 2013, la mitad de los 60 millones de pasajeros aéreos en México, pasaron por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. En el caso de Aeroméxico, más de 70% de los 600 vuelos diarios de esta aerolínea llegan y salen de la Ciudad de México.

En la primera etapa, la cual según el gobierno podría ser inaugurada al final de este sexenio, el  Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM) tendrá una capacidad de 90 periodos para despeje o aterrizaje (slots) en comparación con los 58 actuales, por lo que para aprovechar dicha capacidad las aerolíneas ofrecerían más vuelos regionales.

3.       Hay más vuelos que PIB: Enlos últimos dos años se ha roto la cifra récord de transportación de pasajeros, con tasas de crecimiento superiores al 8%.

En los últimos cuatro años, el PIB real creció 3.4% pero el número de pasajeros aéreos en el país aumentó 5.4%, de acuerdo con datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

4.   Nuevas aerolíneas: Según Monex se incrementará de 7 hasta 21 el número de aerolíneas que operen en este aeropuerto, similar a las que operan en Atlanta, el principal aeropuerto del mundo. El mayor crecimiento del sector será a través de las líneas aéreas de bajo costo, como Interjet y Volaris, las cuales han incrementado la frecuencia de vuelos así como su número de rutas, de acuerdo con Euromonitor International. “Es un sector que está creciendo de forma acelerada por la competencia de precios y las aerolíneas de bajo costo” comenta Juan Elizalde, analista del sector aeroportuario de Ve por Más.

Cabe destacar que esta tendencia es mundial, el estudio anual del 2013 sobre dicha industria elaborado por el Centro para la Aviación (CAPA) revela una tendencia en el largo plazo de la reducción de los segmentos premium en las aerolíneas. En los últimos cinco años los asientos “business” y “primera clase” pasaron de representar el 9.5% a nivel mundial a poco menos del 8%, presionados por consumidores en busca de vuelos más económicos

5.      El poder clasemediero: En 2012, sólo 23% de los mexicanos había viajado en avión en 2012, de acuerdo con la Consulta Mitofsky, en comparación con 80% de los estadounidenses, por lo que hay un margen amplio de crecimiento para el aeropuerto capitalino. El número de pasajeros aumentará entre un 5 a 10% durante la primera etapa tan solo por la preferencia del avión como medio de transporte sobre el transporte terrestre de lujo, a decir de Javier Romo, economista de Signum Research. El experto argumenta que el precio por pasaje de las líneas de transporte terrestre premium en destinos mayores a cinco horas es similar al precio para el mismo destino en líneas de bajo costo, sin embargo el diferencial en tiempo de recorrido la da ventaja al transporte aéreo. Además, para la segunda etapa de la construcción del aeropuerto, el ingreso disponible de los hogares nacionales debería al menos duplicarse, asevera Romo. Por su parte, Juan Elizalde, experto del sector de Ve por Más explica que el transporte aéreo de pasajeros se ha hecho más accesible para los consumidores mexicanos paulatinamente, tendencia que se prevé prevalezca en los próximos años.

6.  Potencia exportadora y de negocios: Su cercanía con la zona metropolitana es fundamental, pues según Eric Porras asesor del Trade & Logistics Innovation Center generará sinergias pues la Ciudad de México se ha vuelto un centro importante de negocios a nivel internacional. World Meetings Forum asegura que el sector de congresos y convenciones tiene un gran potencial en la capital del país debido a su capacidad hotelera y su frecuencia de vuelos, esto se detonaría ante mayor número de vuelos. Además, México es una potencia exportadora y esto genera tanto viajes de negocios como demanda aeroportuaria. Por ejemplo, en los últimos cuatro años, el indicador de actividad comercial aumentó 2.5% en los últimos cuatro años, el transporte de carga incrementó 5.2%, de acuerdo con datos de la SCT.