Adiós al boom de la clase media en América Latina

El crecimiento económico de la mayoría de los países será más lento en los próximos años, a excepción de México.
La fima Moody’s pronostica que el sector vivienda detendrá su crecimiento en países como Argentina, Brasil, Chile y Perú debido a una desaceleración en estos países.
La fima Moody’s pronostica que el sector vivienda detendrá su crecimiento en países como Argentina, Brasil, Chile y Perú debido a una desaceleración en estos países. (Reuters)

México

Si buscas en Google “América Latina” y “boyante clase media” obtendrás más de 40 mil resultados. El hecho de que millones de latinoamericanos salieran de la pobreza durante la última década ayudó a definir social, económica y políticamente a la región. También enriqueció a los inversionistas.

Sin embargo, como explica Moody’s en un reporte del pasado martes 23 de septiembre, el “boom” en el consumo por parte de la clase media está llegando a su fin, y para ciertas compañías en particular, las consecuencias no serán nada agradables.

Moody’s escribe que: “El pronóstico es que el crecimiento en Argentina, Brasil, Chile y Perú estará por debajo del  índice de crecimiento que cada país experimentó durante el período de 2004-2013. Para 2015, México será el único país en donde se puede esperar que el crecimiento sobrepase su promedio histórico, pero durante años la actividad económica de este país ha estado por debajo del de la región”.

Aunque esperamos que el crecimiento (excepto en Argentina) se acelere un poco en 2015, los consumidores no serán los que encabecen la recuperación. En México, el crecimiento podrá atribuirse al gasto gubernamental y al estímulo de una economía estadounidense más dinámica. En Perú, el gasto gubernamental y la inversión en minería ayudará al crecimiento, mientras que en Colombia, el gasto gubernamental en infraestructura podría ayudar a mantener un paso constante en el crecimiento.

Uno de los sectores más afectados por la falta de consumo en toda la región será el de las aseguradoras aunque durante una gran parte de la década pasada América Latina había sido el mercado con mayor crecimiento, según reporta Moody´s.

Los seguros de vida y las pensiones serán los más afectados por la recesión. La demanda de estos productos incrementó gracias al aumento en ingresos y a la creciente preocupación de la población por el futuro y los programas de seguridad social.

Las tiendas minoristas, fabricantes de autos, de casas y aerolíneas, y más específicamente los vendedores de productos de gran valor, a crédito y no indispensables muy probablemente sufrirán también. He aquí algunas de las compañías que Moody’s considera que son vulnerables en la región:

-       Usiminas de Brasil. La acerera está particularmente expuesta al deterioro de la industria automotriz, de la cual depende 32% de sus ventas internas. (El crédito para vehículos ha caído durante tres años consecutivos en Brasil, lo que ha provocado la contracción de la industria nacional automotriz). Sin embargo, las compañías brasileñas están generalmente bien preparadas para protegerse de una baja mayor en el consumo, dice Moody.

-       Quickfood de Argentina. El productor de comida congelada tiene ya un débil perfil de crédito y financiero, y la caída en la demanda aumentará las dificultades para su desempeño financiero, especialmente en la muy competida industria de la comida. (Moody espera que el PIB de Argentina se contraiga en 2% este año y que la inflación aumente hasta un 40%).

-       SMU de Chile. La cadena de supermercados enfrenta dificultades y ha incumplido ya el pago de un crédito sindicado

-       El Banco Internacional de Perú, Interbank.  El banco tiene una exposición por encima del promedio a los créditos al consumidor no asegurados en su portafolio total (48% vs 30% de sus grandes competidores).