Chinos ganan proyectos de infraestructura con atractivos créditos a países emergentes

A través de atractivos préstamos, los bancos de desarrollo chinos financian obras de infraestructura para apoyar a sus empresas en países emergentes. Estados Unidos está perdiendo terreno.
Las instituciones chinas en sólo dos años han manejado 670 mil millones de dólares.
Las instituciones chinas en sólo dos años han manejado 670 mil millones de dólares. (Shutterstock)

China

Las compañías de Estados Unidos corren el riesgo de perder en la batalla global de exportaciones ya que los bancos de desarrollo con base en Beijing impulsan a los rivales chinos, advirtió un funcionario de alto nivel de la administración Obama.

Fred Hochberg, presidente del Exim Bank del gobierno de EU (Banco de Exportaciones e Importaciones), dijo a Financial Times que le preocupaba que las nuevas instituciones de crédito en China y sus aliados empresariales desplazaran a su agencia y a los exportadores estadounidenses que apoya.

“Creo que ese es un enorme problema. Me preocupa mucho todo eso”, dice. “No se puede competir cuando existe un financiamiento opaco y tenemos a una compañía estadounidense compitiendo contra China Inc. Ningún gran negocio puede competir en contra de la segunda potencia económica más grande del mundo”.

Exim ya ha otorgado 590 mil millones de dólares (mdd) en préstamos, garantías y seguros a lo largo de su historia. Las instituciones chinas en sólo dos años han manejado 670 mil mdd, explica Hochberg. “En dos años sobrepasaron lo que a nosotros nos tomó 80 años lograr”, dice.

Los comentarios de Hochberg son parte de sus esfuerzos para combatir posibles amenazas para el futuro del Exim Bank en su propio país. Los conservadores del Congreso están tratando de cerrar la agencia ya que consideran que es un brazo innecesario. Exim argumenta que sería tonto cortar los financiamientos a exportaciones de EU cuando otros gobiernos están tratando de expandir los propios.

Cuando le preguntamos qué países son los más agresivos para tratar de conseguir una porción del mercado de exportaciones global, contesta: “Yo diría que está China, y después, está China.”

China está tratando de aumentar su poder blando financiero mediante la creación de un Banco Asiático de Inversión en Infraestructura y unir sus fuerzas con Rusia, India, China y Sudáfrica para fundar un banco BRICS.

Las acciones de Beijing para aumentar el financiamiento de bajo costo son consideradas por muchos como un reto para el orden económico que se construyó en torno al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial.

Las nuevas instituciones que respalda China complementarán los actuales Banco de China de Exportación e Importación, la Corporación de Exportación y Seguros de Crédito de China y el Banco de Desarrollo de China.

La competencia global entre bancos del estado está aumentando ya que los gobiernos tratan de darle preferencia a las empresas de sus propios países en las licitaciones por contratos grandes o de alto riesgo en el extranjero, ya que los bancos comerciales se muestran renuentes a hacerlo.

El presidente Franklin Delano Roosevelt creó el Exim Bank en 1934 y en la actualidad sus clientes incluyen a Boeing, General Electric y Caterpillar, cuyos clientes en el extranjero pueden adquirir sus productos mediante el financiamiento de Exim.

Los economistas dicen que el financiamiento que respalda el gobierno para los exportadores chinos ha contribuido sólo marginalmente en el crecimiento sustancial de la porción china de exportaciones globales durante las últimas dos décadas. Los bajos costos de la mano de obra china y algunos otros factores han sido más importantes.

Para Hochberg, lo más preocupante de las instituciones chinas es la opacidad de la gobernanza y los préstamos. “China no ha adoptado un régimen transparente sobre los términos de sus financiamientos y tampoco han aceptado otros estándares”, dice.

Pero también dice que hay señales de que China está dispuesta a negociar “de forma real en asuntos reales” como el rol apropiado del gobierno

Los bancos de exportación que respalda el gobierno juegan un papel especialmente importante en el financiamiento de la compra de plantas de energía, plataformas petrolíferas, equipo solar, aviones, locomotoras, maquinaria para el campo y equipo para la construcción.

Los republicanos conservadores ligados al movimiento del Tea Party atacan al Exim Bank porque consideran que es un instrumentos para la “asistencia social corporativa”. Dicen que distorsiona la distribución del capital ya que da a los exportadores una ayuda injusta a la que otras empresas de EU no tienen acceso.

La agencia dice que de 2009 a 2013 apoyó 1.2 millones de empleos para EU, aún cuando sólo financia 2% de todas las exportaciones de EU. El Export- Import Bank de China dice que sus créditos respaldaron 256 mil mdd en exportaciones el año pasado, el equivalente al 14% del total de las exportaciones de China.

El Exim Bank de EU se salvó de la extinción en septiembre cuando el congreso reautorizó su carta nueve meses más. Pero el debate sobre si debe sobrevivir se reanudará cuando la fecha de expiración se acerque a mediados de 2015.

Hochberg dice que los clientes potenciales extranjeros estaban conscientes de la incertidumbre con respecto al futuro de Exim y las agencias rivales de créditos de exportación muy probablemente saquen provecho de la situación para atraer clientes y alejarlos de las compañías de EU.

“No me sorprendería que hubiera… una especie de campaña de rumores. He escuchado anécdotas sobre eso”, dice. 

Reporte adicional de Gabriel Wildau en Shanghai.