Devaluaciones, la culpa es de China

Las monedas con mayor vinculación a las materias primas, como Noruega, Australia o Rusia, han sido golpeadas por las importaciones de China a la baja.
La corona noruega se ha estado cotizando a su peor nivel desde principios de 2009.
La corona noruega se ha estado cotizando a su peor nivel desde principios de 2009. (Shutterstock)

China

Las monedas vinculadas a las materias primas se quedaron al cuidado de las enormes pérdidas de la semana pasada cuando los datos de comercio de China mostraron una desaceleración en las importaciones de materias primas y de energía.

Esas monedas, que están particularmente expuestas a la debilidad de las importaciones chinas, se encuentran entre las más afectadas mientras los datos también llevaron a un nivel inferior a otros indicadores claves de materias primas.

El dólar de Nueva Zelanda cayó un 1.1% frente a su contraparte estadounidense para un tipo de cambio de 0.7632 dólares estadounidenses por cada dólar neozelandés; y perdió un 1.3% frente al yen para un tipo de cambio de 92.37 yenes por dólar neozelandés. A su vez, el dólar australiano cayó un 0.6% para una paridad de 0.8284 dólares estadounidenses por cada dólar australiano; y cayó un 0.8% frente al yen para un tipo de cambio de 100.23 yenes por dólar australiano.

En noviembre el valor de las importaciones de petróleo de China cayó a 16.4 mil millones de dólares (mdd) frente a 17 mil mdd de octubre, que ya había caído frente a los 20.5 mil mdd en septiembre.

“Continuamos proyectando que las monedas vinculadas a las materias primas permanecerán a la defensiva”, dijeron analistas de Morgan Stanley. “Cuando el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda se reúna este jueves, se espera que se mueva a una tendencia natural dados los indicios actuales de una intervención en los mercados de divisas”.

El rublo ruso no solamente fue afectado por la caída de los precios del petróleo, también fue golpeado por las preocupaciones geopolíticas por sus acciones en Ucrania y las sanciones posteriores de occidente destinadas a afectar su economía.

A pesar de las advertencias del Banco Central de Rusia de que no apoyaría a los bancos que descubrieran vendiendo rublos a corto plazo, la venta se mantuvo y la moneda rusa cayó un 1.7% para un tipo de cambio de 53.4742 rublos por dólar.

“En general, me parece que está surgiendo un mandato de política oficial de intervenir enérgicamente para estabilizar al rublo, pero la acción de precios sugiere que el mercado todavía no está convencido, y parece que llegará a nuevos mínimos a menos de que pronto el Banco Central de Rusia intensifique realmente medidas decisivas”, dijo Tatha Ghose de Commerzbank.

Últimamente la corona noruega se ha estado cotizando a su peor nivel desde principios de 2009 mientras que los precios del petróleo siguen debilitándose. El lunes se extendió a su nivel más bajo casi en seis años, cayendo un 0.5% para una paridad de 7.1680 coronas noruegas por dólar.

Mientras el índice del dólar aumentó a su nivel más alto en ocho años, las monedas de los mercados emergentes cayeron a sus niveles más débiles en al menos 14 años. El índice de Moneda de Mercados Emergentes de JPMorgan cayó un 0.6% la semana pasada para ubicarse en 79.357, su nivel más bajo desde julio de 2000, cuando inició el índice.

Entre los más afectados se encuentra el rand sudafricano, que bajó un 1% para un tipo de cambio de 11.4610 rands por dólar estadounidense; mientras que el florín húngaro perdió un 0.5% para llegar a 249.89 florines húngaros por dólar estadounidense. 

Economía de EU equilibra la balanza

Estados Unidos cabalgó al rescate de la economía mundial cuando uno de los informes de empleo general envió al S&P 500 a un nuevo récord desde la recuperación de 2009 e impulsó al dólar al máximo tras el periodo posterior a la recesión.

La economía estadounidense creó 321 mil nuevos puestos de trabajo en noviembre, muy por encima de las expectativas de los analistas de 230 mil. Los rendimientos del Tesoro subieron mientras los inversionistas valuaron la perspectiva, ahora palpable, de un incremento de la tasa de interés de la Reserva Federal de EU para el primer semestre de 2015.

El informe -que salió el mismo día en el que el Bundesbank redujo a la mitad su previsión de crecimiento de Alemania para el próximo año a sólo el 1%-, muestra la diferencia en las perspectivas económicas entre EU y la zona euro, pero sugiere que los consumidores estadounidenses nuevamente ayudarán a jalar a la economía mundial a través de un periodo de debilidad.

Aunque la tasa de desempleo se mantuvo estable a 5.8%, el reporte coloca a la economía de EU en el camino para su mejor año en crecimiento laboral en 15 años. Algo crucial para la Reserva Federal, es que hubo un incremento en los salarios y las horas trabajadas, si eso se confirma por otros datos, marcará el momento en el que el mercado laboral estadounidense salió del modo de recuperación y regresó a un estado normal de salud.

El dólar subió por encima de los 121 yenes por primera vez desde 2007, mientras que el euro se deslizó por debajo de 1.23 dólares, un mínimo en dos años. El S&P 500 subió un 0.3% para llegar a territorio récord de 2,078, y el rendimiento en las tasas de interés sensibles a los bonos del Tesoro a dos años, subieron 11 puntos base para llegar a 0.65%.

“El número de puestos de trabajo fue un éxito y si tuviera que calificar esto, mi sentir es que está cerca del 9.5 (de 10)”, dijo Eric Green de TD Securities en Nueva York.

Paul Ashworth de Capital Economics dijo que el número de empleos empujará a la Reserva Federal a realizar un incremento en las tasas de interés anticipado. “Como los funcionarios de la Reserva Federal se mantienen señalando, la decisión depende de los datos y estos datos son muy concluyentes. Las condiciones del mercado laboral están mejorando a una velocidad vertiginosa”, dijo.

Con la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés) por realizarse el 16 y 17 de diciembre, los inversionistas están buscando que el Banco Central dé una señal para elevar de cero las tasas de los bonos. Tendrá que decidir si descarta su pronóstico de tasas bajas por un “un tiempo considerable”.

“Los datos del empleo ayudan al caso de la FOMC y esperamos que ya no digan que las tasas permanecerán bajas por un periodo considerable”, dijo Ian Lyngen, estratega de CRT Capital.

Los salarios aumentaron un 0.4% con respecto al mes anterior, el equivalente al 5% en un ritmo anualizado. Combinado con un aumento del 0.6% en las horas trabajadas, el incremento salarial fue suficiente para empujar los ingresos totales de nómina a un incremento del 0.9% en el mes. Esto configura un brillante panorama para la economía de EU que, con más trabajadores llevando más dinero a casa al mismo tiempo que los precios del petróleo caen, hacen posible que el dinero rinda más.