Carnavales de Brasil se secan

El racionamiento de agua en varias ciudades brasileñas ha provocado que los gobiernos locales decidan cancelar sus tradicionales carnavales.
Una de las reservas más importantes de agua en Sao Paulo opera al 7% de su capacidad.
Una de las reservas más importantes de agua en Sao Paulo opera al 7% de su capacidad. (Shutterstock)

Brasil

Para muchos brasileños puede parecer un sacrilegio. Pero una sequía histórica en el corazón agrícola del sureste del país obliga a algunas ciudades pequeñas a tomar una difícil decisión: cancelar las celebraciones del carnaval en 2015.

En Orlândia, una ciudad de alrededor de 40 mil habitantes a casi 400 kilómetros de Sao Paulo, el municipio reubica 300 mil reales que iba a gastar en las celebraciones del carnaval para la construcción de un nuevo depósito de almacenamiento de agua.

“Fue una difícil decisión retener la inversión del carnaval, pero debido a la crisis del agua, la construcción de una reserva de agua es el mejor camino a seguir”, dijo la alcaldesa de Orlândia, Flávia Mendes Gomes.

La escasez de agua que enfrenta Orlândia, que apaga el suministro 13 horas al día, es parte de una sequía récord que amenaza con obligar a grandes franjas de dos estados económicamente poderosos, Sao Paulo y Minas Gerais, a implementar un racionamiento.

En la ciudad de Sao Paulo, la metrópolis más grande de Sudamérica, una de las reservas más importantes opera a menos de 7% de su capacidad con la temporada de lluvias de este año a punto de terminar.

Pero mientras en la ciudad de Sao Paulo el carnaval se mantiene, decenas de ciudades más pequeñas no son tan afortunadas.

En Araras, una ciudad de 127 mil habitantes a unos 170 kilómetros de la capital, el municipio permite que se realicen pequeñas fiestas en las calles en lugar del carnaval. Pero las tres escuelas de samba cancelaron el desfile anual.

La medida fue necesaria debido al fuerte racionamiento en la ciudad, que intenta superar a través de medidas como perforar ocho nuevos pozos artesianos.