Syngenta le dice que no a Monsanto

La empresa suiza rechazó una oferta no solicitada de la estadounidense Monsanto de 45 mil millones de dólares.
Desde hace mucho tiempo Monsanto busca un acuerdo con Syngenta para obtener su negocio de químicos de cultivos y fortalecer su poderoso negocio de semillas.
Desde hace mucho tiempo Monsanto busca un acuerdo con Syngenta para obtener su negocio de químicos de cultivos y fortalecer su poderoso negocio de semillas. (Foto: Shutterstock)

Syngenta, el grupo suizo de agroquímicos, rechazó una oferta de adquisición no solicitada de 45 mil millones de dólares (mdd) de su mayor rival, Monsanto, en el último intento de la empresa estadounidense para crear una potencia en la industria.

Syngenta, con sede en Basilea, dijo que sus directores descartaron por unanimidad la oferta que se hizo en los últimos meses, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

“La oferta básicamente devalúa las perspectivas de Syngenta y subestima importantes riesgos de ejecución, que incluyen el escrutinio regulatorio y público a múltiples niveles en muchos países”, declaró la empresa suiza.

Su referencia al “escrutinio público” destaca preocupaciones específicas sobre la controvertida posición de Monsanto como líder en alimentos de bioingeniería, un hecho que puede presentar un obstáculo para cualquier acuerdo que realice, ya que necesitará la aprobación regulatoria en varios países.

Desde hace mucho tiempo Monsanto busca un acuerdo con Syngenta para obtener su negocio de químicos de cultivos, que puede llenar un hueco de la cartera de la compañía estadounidense y fortalecer su poderoso negocio de semillas.

El año pasado, personas cercanas a las compañías dijeron que se llevaron a cabo pláticas. Sin embargo, estas discusiones se cayeron, en parte por los temores de Syngenta a las dificultades de completar el acuerdo.

Muchos analistas dijeron que cualquier acuerdo por Syngenta involucrará que Monsanto venda activos para satisfacer los posibles problemas antimonopolio, lo que incluye la venta del negocio de semillas en EU de Syngenta.

Syngenta dio a conocer que la oferta de Monsanto valoró sus acciones en 449 francos suizos, y 45% consistía en efectivo.

Michel Demaré, presidente de Syngenta, dijo que: “Si bien la valuación de Syngenta actualmente tiene el impacto de corto plazo de los movimientos de la moneda y de los precios de las materias primas, el panorama de la empresa es fuerte, y los mercados emergentes representan más de 50% de nuestras ventas”. Tiene una deuda neta de 2 mil 400 mdd, de acuerdo con su informe anual más reciente.

Monsanto dijo que “desde hace mucho tiempo respeta y sigue la operación de Syngenta y cree que la combinación de las dos empresas le dará un valor significativo a todos los interesados, incluyendo a los accionistas”.

Algunas personas cercanas a la situación dijeron que están optimistas de que Monsan to pueda convencer a Syngenta de participar en términos amistosos. Pero otros sugieren que Syngenta se resiste profundamente a una adquisición.

Morgan Stanley y Centerview Partners asesoran a Monsanto, mientras que Syngenta trabaja con Goldman Sachs, dijeron estas personas. Los bancos no quisieron comentar.

En las negociaciones anteriores, Monsanto planeaba la adquisición de Syngenta como una manera de reducir la tasa de impuesto empresarial, al usar la transacción para cambiar de domicilio su base fiscal de EU a Europa, un truco que se conoce como inversión fiscal.

La tasa fiscal efectiva de Monsanto en los últimos trimestres se mantuvo entre 28 y 32%, según formularios regulatorios.

Sin embargo, el senador estadounidense, Dick Durbin, instó a Monsanto a no utilizar un acuerdo para trasladar su domicilio fiscal al extranjero. En una carta a la junta de la compañía dijo: “Mientras consideran adquirir Syngenta o cualquier otra compañía, lo insto a usted y a la junta de directores, a mantener la sede de Monsanto Company y su domicilio fiscal en Estados Unidos. Usted y su junta deben reconocer que mantener el compromiso de su compañía con Estados Unidos será bueno, no sólo para el país, sino para el balance final de Monsanto Company”.

No quedó claro con la declaración de Syngenta si Monsanto todavía busca la inversión fiscal como parte de algún acuerdo.