Estados Unidos será el productor líder de petróleo

 Este país ahora tiene el poder de controlar los precios internacionales del crudo a través de su producción y consumo domésticos.
Por primera vez desde 1991, Estados Unidos podría superar a Arabia Saudita en producción de petróleo líquido
Por primera vez desde 1991, Estados Unidos podría superar a Arabia Saudita en producción de petróleo líquido (Shutterstock)

Nueva York y Lóndres

Estados Unidos está superando a Arabia Saudita para convertirse en el mayor productor de petróleo líquido del mundo, lo que es una señal de cómo el auge en la producción petrolera ha transformado al sector energético.

La producción estadounidense de petróleo y de otros líquidos relacionados como el etano y el propano estuvo a la par con la de Arabia Saudita en junio y nuevamente en agosto, con alrededor de 11.5 millones de barriles diarios, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía, el observador apoyado por los países ricos.

Como el auge de producción continúa en EU, su producción se prepara para superar a la de Arabia Saudita este mes o en el siguiente por primera vez desde 1991.

Riad destacó que el incremento de EU no debe disminuir la importancia de su propio papel crítico en los mercados petroleros. Dice que tiene la capacidad de aumentar su producción en 2.5 millones de barriles diarios si es necesario equilibrar la oferta y la demanda.

El príncipe Adbulaziz Bin Salman Bin Adbulaziz, viceministro del petróleo de Arabia Saudita, dijo a principios de mes que el reino era el “único país con una reserva de capacidad de producción utilizable”.

Sin embargo, incluso los funcionarios saudíes no niegan que el surgimiento de EU para convertirse en el máximo productor petrolero del mundo -incluso con una ventaja mayor si se incluye su producción de biocombustible de cerca de un millón de barriles diarios- ha desempeñado un papel vital para estabilizar a los mercados.

Los precios mundiales del crudo han caído en los últimos dos años, a pesar de la agitación en Siria e Irak, los enfrentamientos en Libia y el conflicto de Rusia con Ucrania.

La semana pasada el crudo Brent llegó a su nivel más bajo en más de dos años a un precio de 95.60 dólares por barril, por debajo del nivel más alto de más de 125 dólares por barril a principios de 2012.

Durante ese periodo, la producción de EU creció alrededor de 3.65 millones de barriles al día, casi a igualando el incremento total del suministro de petróleo mundial.

La industria estadounidense se ha transformado por la revolución del shale, con avances en las técnicas de fracturación hidráulica (fracking) y perforación horizontal permitiendo la explotación de yacimientos petroleros, particularmente en Texas y Dakota del Norte, que durante mucho tiempo fueron considerados poco comerciales.

Los precios del crudo, que son altos para los estándares de hace una década o más, hicieron que fuera rentable utilizar esas técnicas para extraer el petróleo.

La producción estadounidense de crudo llegó a 8.87 millones de barriles diarios a principios de este mes, por arriba de los 5 millones de barriles al día en 2008, y está en camino para romper la barrera de los 9 millones de barriles diarios antes de que termine el año.

El aumento en la producción de gas y petróleo han provocado que se reduzca el déficit comercial de energía de Estados Unidos, y ha impulsado una ola de inversiones en la petroquímica y otras industrias relacionadas.

También ha tenido un impacto en la seguridad global. Se espera que las importaciones solamente representen 21% del consumo de combustible líquido de EU el próximo año, debajo del 60% en 2005.

A pesar de que la disminución de la dependencia de las importaciones no ha llevado a EU a retirarse del Medio Oriente, ha alentado los llamados a una reducción en el compromiso militar en la región.

El surgimiento de China como un importador de petróleo más grande que EU y que ha aumentado su interés en el Medio Oriente, se ve reflejado en la primera visita de un buque de guerra chino a Irán esta semana.

La producción de petróleo crudo de EU en agosto todavía es inferior a la de Arabia Saudita, con alrededor de 9.7 millones de barriles diarios, o de los 10.1 millones de barriles diarios de Rusia. El liderazgo general de EU en el petróleo es representado por su mayor producción de líquidos de gas natural como el etano y el propano, los cuales tienen un menor contenido energético y a menudo se utilizan como materia prima para la industria petroquímica en lugar en lugar de la del combustible.

Sin embargo, las tendencias actuales muestran que Estados Unidos podría alcanzar solo en producción de petróleo crudo a Arabia Saudita y a Rusia para finales de la década.