¿Quién gana y quién pierde con los precios bajos del petróleo?

 A México le cuesta cerca de 30 millones de dólares por cada dólar que cae el precio de petróleo, de acuerdo con el banco Barclays en la Ciudad de México.

Londres

La caída del precio del petróleo ya produjo ganadores y perdedores. UBS ha observado las implicaciones para el próximo año si el crudo se mantiene sometido al nivel actual.

Una simulación de UBS de una caída “permanente” en los precios del petróleo a 85 dólares por barril el próximo año representaría un estímulo para el crecimiento global, a un ritmo de 0.25%. Difícilmente un auge, pero para nada despreciable cuando la economía global está en un estado tan frágil.

Sin embargo, algunos podrían beneficiarse más que otros. Los mercados emergentes como un todo disfrutarían de un impulso a su crecimiento del 0.5%, pero el PIB de Rusia caería en más del 1%, y Noruega se reduciría en un 0.5%.

Tal vez el impacto más importante sería en Europa. Los precios sostenidos del petróleo a este nivel reducirían la tasa de inflación de la zona euro en un 0.6% y empujaría a la deflación a la zona de moneda común, lo que “aviva el desempeño japonés y mueve a los inversionistas hacia los bonos”, señala UBS.

Analistas del banco de inversión suizo subrayaron que su escenario base es que el precio del Brent se recupere y estabilice en 100 dólares por barril el próximo año y en 2016 (95 dólares por barril para el WTI). Pero las clasificaciones que el petróleo soporta están aumentando, siendo Goldman Sachs el último en pronosticar que el precio promedio del petróleo el próximo año será de 80 dólares por barril.

Como las simulaciones de UBS muestran (las gráficas clave se muestra abajo), eso podría tener implicaciones bastante sísmicas en todo el mundo.


  

FUENTES: OEF, UBS GLOBAL ECONOMICS.