China desintegra el monopolio más antiguo del mundo

La sal que había sido controlada por el gobierno desde el siglo VII a.C. ahora ha sido liberalizada en un esfuerzo por optimizar la burocracia estatal.
Morton Salt, con sede en Chicago incrementará sus importaciones de sal en China.
Morton Salt, con sede en Chicago incrementará sus importaciones de sal en China. (Shutterstock)

Beijing

El monopolio más antiguo del mundo se ha derrumbado. El gobierno chino disolvió su monopolio de la sal, terminando con el control estatal sobre el sector que ha estado vigente desde el siglo siete antes de Cristo, al mismo tiempo que busca reformas de libre mercado y optimizar la burocracia.

La importancia de los ingresos de la sal para los antiguos estados chinos dieron origen a una serie de debates filosóficos sobre la utilidad y la moralidad de los impuestos indirectos. El más famoso de estos fue esbozado en la moderna China comunista: un estado fuerte en lugar de comerciantes privados, apuntala una economía fuerte.

Debates similares pueden persistir, pero el papel de la sal en sí ha disminuido enormemente: de hecho China National Salt Industry Corp, que funciona tanto como un regulador de sal como comercializadora, ahora es un recipiente de la generosidad del Estado, embolsándose 720 millones de yuanes (118 millones de dólares) en subsidios en 2012. “Sólo es una pequeña porción de los ingresos nacionales. No hay razón para tener a tanta gente involucrada arriba y abajo de la cadena burocrática”, dijo Ma Wanfeng, de la consultora Beijing Orient Agribusiness Consultant.

Antes la imagen fue muy distinta, cuando la dinastía Han adoptó el monopolio de la sal en el año 119 antes de Cristo como un medio para financiar su agresiva expansión. Para el tercer y hasta el quinto siglo, la sal representó entre el 80 y 90% de los ingresos del estado en algunos de los reinos establecidos después de que a dinastía Han se derrumbó.

En la primera mitad del siglo pasado, los ejércitos comunistas encontraron aliados fáciles en los productores rurales de sal en las planicies del norte de China, después de una ofensiva diseñada para preservar el lucrativo monopolio gobernante de sal de mesa de Kuomintang, Ralph Thaxton de la Universidad Brandeis escribe en Sal de la Tierra: Los orígenes políticos de la protestacampesina y la revolución comunista en China. El partido Comunista mantuvo el monopolio nacional de la sal después de que llegó al poder en 1949.

Los productores de sal locales pronto podrán comercializar la sal directamente, incluso en otras provincias, en lugar de estar obligados a venderla a China Salt. Los precios serán liberados a partir de 2016, mientras que las nuevas licencias para entrar al negocio de la sal se concederán a partir de 2017, de acuerdo con los informes de los medios estatales chinos.

A pesar de que los productores locales son rentables, a diferencia del distribuidor estatal, están apostando a la liberalización para aumentar su ingreso. Morton Salt, con sede en Chicago, llegó a un acuerdo el mes pasado con la oficina de China Salt en Shanghai para ampliar sus importaciones de sal de mesa y sal industrial en China, el mercado más grande del mundo. La operación conjunta también abrirá el próximo año una nueva planta de empaquetado en Shanghai, aparentemente anticipando la apertura del mercado.

Información adicional de Owen Guo y Gu Yu.