Club de prestamistas promete buenos rendimientos

Lending Club, una organización de créditos entre particulares de San Francisco, está por cotizar en bolsa y competir contra los grandes bancos.
Renaud Lablanche, presidente de Lending Club
Renaud Lablanche, presidente de Lending Club (Cortesía )

Londres

Nombres de alto perfil de Wall Street incluyendo a Lawrence Summers, ex secretario del Tesoro de Estados Unidos, y John Mack, ex presidente de Morgan Stanley, tienen la posibilidad de ganar decenas de millones de dólares cuando Lending Club empiece a cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York la próxima semana.

El organismo de crédito peer-to-peer o “p2p” (entre particulares), que utiliza una plataforma en línea para que coincidan directamente los solicitantes de préstamos con las organizaciones de crédito, está buscando recaudar por lo menos 650 millones de dólares (mdd) y está ofreciendo acciones entre 10 y 12 dólares cada una, de acuerdo con la guía de precios recién publicada para su muy esperada oferta pública inicial. La empresa será valuada en cerca de 4 mil mdd en el punto medio del rango.

La Oferta Pública Inicial (OPI) marca un importante momento para el naciente “p2p” o industria del mercado de préstamos, que ha crecido de un puñado de startups buscando romper a los grandes bancos en decenas de empresas en pleno derecho que pueden dirigir la atención de Wall Street y su red de banqueros profesionales e inversionistas.

Lending Club, con sede en San Francisco, es el organismo de crédito p2p más grande en el mundo, después de haber extendido más de 6.2 mil mdd en préstamos a través de su plataforma, tres veces la cantidad de su rival más cercano, Prosper.

Ha contratado para su consejo a miembros de alto perfil, incluyendo a Summers, Mack y Mary Meeker, alguna vez la analista estrella de internet de Morgan Stanley, para ayudar a acelerar su crecimiento al aprovechar las grandes sumas de dinero disponibles en Wall Street.

Atraídos por los mayores rendimientos que ofrece invertir en préstamos p2p, los fondos de cobertura, gestores de activos e incluso bancos han invertido dinero en el sector en los últimos años.

Aunque ninguno de los directores de Lending Club venderá su participación durante la OPI, de acuerdo con el último documento regulatorio de la compañía, ellos se preparan para ver sus inversiones valoradas en sumas significativas basadas en la guía de precios.

Pero el paquete de acciones de cerca de un millón que tiene Summers tendrá un valor de al menos 10 mdd, mientras que las 2.4 millones de acciones de Mack tendrán un valor de por lo menos 25 mdd. El derecho de Meeker se mezcla con los fondos que son propiedad de su empleador, la firma de capital de riesgo, Kleiner Perkins Caulfield Byers, pero está se presenta para tener un interés en 14.3 millones de acciones que podrían tener un valor de al menos 143 mdd.

Renaud Laplanche, el presidente y director ejecutivo de Lending Club, tiene la mayor cantidad de acciones individuales con 14.9 millones de acciones valuadas en más de 160 mdd con base en la última guía de precios.

Mack no es el único ex director de banco que está interesado en el sector al que alguna vez afirmó que quería desintermediar a los grandes bancos al usar nueva tecnología para ampliar los préstamos a tasas más baratas para los prestatarios.

Vikram Pandit, ex director ejecutivo de Citigroup, es un inversionista en Orchard, una empresa startup que está trabajando para construir un intercambio en donde los inversionistas puedan negociar préstamos p2p.

Orchard también atrajo el dinero de Mack, así como de Hans Morris, el banquero durante mucho tiempo de Citi y ex presidente de Visa, quien también se sienta en la junta de consejo de Lending Group. Su participación en Lending Club tendrá un valor de alrededor de 3 mdd sobre la cotización.

Mohamed El-Erian, ex director ejecutivo de Pimco, fue el principal inversionista en una recaudación de capital de 12 mdd para la plataforma p2p llamada Payoff y tiene un asiento en la junta de administración.

La creciente colaboración del sector p2p con Wall Street ha sido un tema sensible para la industria, con algunos dispuestos a restarle importancia al papel de los inversionistas profesionales en su crecimiento. Lending Club recientemente cambió la forma en la que entregan los datos en su plataforma ya que busca nivelar el campo de juego entre inversionistas profesionales y particulares.

Prosper y Lending Club también instalaron “reductores de velocidad” electrónicos en un intento para evitar que los inversionistas sofisticados se abalancen sobre los préstamos más atractivos.