India crece más que China

India está a punto de lograr su objetivo de alcanzar el mismo ritmo de crecimiento que China y, según los pronósticos, podría superarlo en 2016.
India crece más que China
India crece más que China (Reuters)

Mumbai

Los intentos de India para alcanzar el ritmo de expansión económica de China recibieron un inesperado impulso con las revisiones estadísticas que elevaron de forma dramática las estimaciones del crecimiento del producto interno bruto (PIB) del país durante los últimos dos años.

El interés en el desempeño relativo de las dos economías emergentes más grandes de Asia se avivó por los pronósticos que sugieren que India está en camino a superar el próximo año a su vecino más grande, con una proyección del Fondo Monetario Internacional del crecimiento en India de 6.5% en 2016, mientras que China se desacelera a 6.3%.

Pero parece que ahora la reciente distancia de crecimiento entre las dos naciones será  mucho menor de lo que se estimó anteriormente, después de que el principal organismo estadístico de India publicó la revisión de las estimaciones en enero, donde mostró que la economía creció 6.9% durante el año fiscal 2014, superior a la cifra anterior de 4.7%.

Los nuevos datos muestran que India se recupera rápidamente después de una desaceleración económica, y ubican la tasa de expansión del país mucho más cerca de China, que creció 7.4% durante 2014, de acuerdo con los datos del FMI.

El crecimiento de India para el año fiscal que terminó en marzo de 2013 también se revisó y pasó de 4.7% a 5.1% en los cambios que anunció la Organización Central de Estadística de India.

El economista Shilan Shah de la consultora Capital Economics describió las revisiones a la alza como “asombrosas”, pero cuestionó hasta qué punto India de hecho se desempeñó “mucho mejor” de lo que la mayoría de los economistas reconocieron en los años previos a la elección del primer ministro, Narendra Modi, en mayo pasado.

“Si es verdad, esto implica que hay mucho menos espacio para un repunte considerable en el crecimiento sin que aumente la inflación”, escribió Shah en una nota. “Pero esta imagen de salud es difícil de cuadrar con muchos otros indicadores de apuntan hacia una mayor desaceleración económica”.

Las revisiones se dieron después de los cambios que realizaron los estaditas de India en la forma como miden el crecimiento que se diseñaron para que el país vaya acorde a las normas internacionales, que incluyen una actualización única del año base que se utiliza para calcular el PIB y mejoras en las técnicas de estudio.

Antes de las revisiones, parecía que India se recuperaba gradualmente del estancamiento prolongado bajo el gobierno anterior, que durante su mandato las tasas de crecimiento casi se redujeron a la mitad después de alcanzar casi 9% en 2011.

La economía de India se expandió 5.3% durante el tercer trimestre de este año fiscal, aunque esta cifra probablemente también se revise, junto con los datos de los dos primeros trimestres, cuando India publicó sus últimas cifras del PIB el 9 de febrero.

Aunque es poco probable que las revisiones únicas de los datos históricos tengan un efecto en las tasas de crecimiento futuro, los cambios pueden ofrecer un impulso para Modi y ayudarle a su gobierno a lograr el difícil objetivo de reducir el déficit fiscal a 4.1% del PIB para finales de marzo, dijeron los analistas.

“Estas revisiones no deben hacer mucha diferencia con lo que pueda suceder el próximo año en términos de crecimiento”, dijo Surjit Bhalla, economista de Oxus Investments en Nueva Delhi. “La mayor implicación es que ahora debe ser más fácil lograr el objetivo de déficit fiscal, porque cambiará la base del PIB para ese 4.1%”.