Las empresas buscan a clientes canosos

 Las personas mayores de 60 años tendrán un poder adquisitivo de 15 millones de millones de dólares en 2020 en Estados Unidos.
El consumo de las personas mayores de 60 años ha crecido 50 % más rápido que el de las personas menores de 30 años.
El consumo de las personas mayores de 60 años ha crecido 50 % más rápido que el de las personas menores de 30 años. (Shutterstock)

Londres

Ford está desarrollando un asiento para detectar ataques cardiacos mientras los sectores farmacéuticos y de biotecnología aumentan su inversión.

Ford es una entre muchas compañías que dan sus primeros pasos en el creciente mercado mundial de las personas acomodadas de más de 60 años al desarrollar un asiento para el conductor que pueda detectar un posible ataque cardíaco y parar el automóvil de forma segura.

El poder adquisitivo global de los “baby boomers”, ahora personas de edad avanzada -quienes han ganado más dinero, viven más tiempo y son más activos que sus padres- alcanzará los 15 millones de millones de dólares (mdd) en 2020,  según pronostica Euromonitor. El gasto de consumo entre las personas de 60 años o más creció un 50% más rápido que el de las personas menores de 30 años en las últimas dos décadas, de acuerdo con Eurostat.

Las industrias que van desde la tecnología hasta el entretenimiento han empezado cambios al abrir los ojos ante las oportunidades que ofrece el rápido envejecimiento de la población mundial. En 2050, el número de personas mayores de 65 años por primera vez superará al número de niños de cinco años o menos.

Las empresas farmacéuticas y de biotecnología se encuentran entre las que aumentaron la inversión para satisfacer la creciente demanda de las personas mayores, con un aumento en el gasto de investigación y desarrollo en la industria global de ciencias de la vida de hasta 3.1% comparado con el año pasado para llegar a 201 mil mdd, de acuerdo con el grupo de investigación Battelle. Alrededor de 86% de los estadounidenses mayores de 65 años tiene al menos un padecimiento médico crónico como una enfermedad cardiaca, diabetes o cáncer; y más de la mitad tiene dos o más.

La tecnología del asiento del conductor de Ford se une a las iniciativas de otras empresas como Toyota que aprovecha el creciente mercado de compradores de autos de más de 65 años que actualmente genera aproximadamente 140 mil mdd en ventas anuales en EU.

De acuerdo con un estudio realizado por el sitio web Silversurfer para FT, casi 60% de las personas de más de 50 años dijeron que la tecnología todavía no ha sido adaptada a sus necesidades.

“Observamos las megatendencias, y observamos lo que quieren los clientes y lo que están dispuestos a gastar”, dijo Pim van der Jagt, director administrativo de Ford Research Center. “En el futuro no será raro ver a personas de 100 años conduciendo un automóvil”, dijo.

Jody Holtzman de AARP, un grupo de personas de más de 50 años, con sede en Estados Unidos, dijo: “Le preguntamos a nuestros miembros ‘¿Qué cosa es a la que no quieres renunciar?’ y ellos respondieron ‘las llaves del auto’. El hecho es que la industria automotriz lo sabe”.

El asiento de Ford monitorea el sistema cardiovascular del conductor para detectar irregularidades, y funciona con una cámara para monitorear los movimientos de la cabeza y cuenta con sensores en el volante para detectar un posible ataque cardiaco, y activar los sistemas de dirección y frenos. El fabricante de automóviles estadounidense se resiste a decir cuándo podría incorporar la tecnología para su producción de autos, pero van der Jagt dijo que tomaría menos de cinco años aumentarla para llegar a una producción total.