Los ingresos importan más que los clientes

Citigroup ha reducido sus operaciones bancarias de consumo a la mitad, a sólo 24 países.
City anunció que retiraría sus operaciones de consumo en Egipto, Hungría, Japón y otros ocho mercados más pequeños.
City anunció que retiraría sus operaciones de consumo en Egipto, Hungría, Japón y otros ocho mercados más pequeños. (Shutterstock)

Nueva York

John Reed, uno de los arquitectos del actual Citigroup criticó la decisión de sus sucesores de cerrar sus operaciones de consumo en 11 mercados internacionales, y la califica de miope.

“Están viendo el negocio de una manera distinta, parece que lo están desmantelando, no entienden las sinergias”, declaró John Reed, de 75 años, a Financial Times. “Empezamos el negocio con una base de consumo; aprendimos enormemente en todo el mundo”.

Reed, quien se retiró en el año 2000, agregó: “Están considerando la empresa desde el punto de vista financiero, no desde un punto de vista del cliente”:

La semana pasada, Citi anunció que retiraría sus operaciones de consumo en Egipto, Hungría, Japón y otros ocho mercados más pequeños. Este anunció se dio después de la retirada de los negocios de consumo en países como Pakistán, España y Uruguay, y se da al mismo tiempo en que bancos como HSBC realizan acciones similares.

Las declaraciones de Reed subrayan las preocupaciones, que ya habían manifestado antiguos y actuales ejecutivos de Citi, en el sentido de que el recorte de costos dañaría la razón de ser del banco.

Desde 2012, Citi ha reducido sus operaciones bancarias de consumo a la mitad, a sólo 24 países, aunque todavía cuenta con 57 millones de clientes, que representan más del 95% de la actual base de ingresos. Incluyendo su banca corporativa y de inversión, Citi todavía estará en 100 países e insistió en que es importante ser un banco mundial.

“Mientras estas franquicias de consumo tienen un valor real, no vimos un camino para un ingreso significativo”, la semana pasada dijo Mike Corbat, director ejecutivo de Citi.

Por ejemplo, Citibank Japón, logró 1.3 mil millones de yenes (12.2 millones de dólares) de ingresos netos en el año hasta marzo, menos de la remuneración total de Corbat en 2013.

Reed trabajó 35 años en Citi y en los bancos que lo precedieron, y convino la fusión de Citicorp y Sandy Weill’s Travelers que creó Citigroup en 1998. Sus sucesores han cerrado los antiguos negocios anteriores de Travelers como su división de préstamos de alto riesgo, haciéndolo más parecido al Citicorp que Reed dirigió.

Pero Reed dice que el banco se ha organizado en torno a los productos y no a los clientes. En el tercer trimestre, la banca de consumo internacional de Citi contribuyó a menos de un cuarto del ingreso total.