Los banqueros quieren regresar con su ex

 Para diversificar sus consejos de administración, las instituciones financieras están recontratando a sus antiguas ejecutivas.
Las firmas están buscando a las ejecutivas que hayan dejado sus cargos por razones como maternidad
Las firmas están buscando a las ejecutivas que hayan dejado sus cargos por razones como maternidad (Shutterstock)

Londres

Llamando a todas las antiguas chicas de Goldman Sachs: tu antiguo patrón te busca. Este banco estadounidense quiere contratar a más mujeres directoras y está tratando de traer de vuelta a las mujeres que trabajaron allí con anterioridad.  Con esto sigue la iniciativa de otros bancos que han buscado mujeres para ocupar puestos directivos.

Los bancos han mejorado en mucho su proporción de contrataciones masculinas y femeninas desde el más bajo hasta el más alto nivel pero se enfrentan al reto de lograr que las mujeres permanezcan a la mitad de sus carreras, que es cuando muchas tienen hijos.

Los bancos están estructurando sus programas de reclutamiento para asegurarse de que contraten el mismo número de hombres y mujeres en el nivel inicial. Existe una fuerte presión para poner a más mujeres en los consejos de administración. Sin embargo, todos saben que se necesitan más cosas para que más mujeres puedan llegar a este nivel.

Existe un alto índice de deserción a nivel de vicepresidencia, el escaño anterior al director general de Goldman Sachs, y las mujeres hablan de una falta de ejemplos a seguir, los costos de la guardería y ascensos muy lentos, como las razones de su renuncia.  Para aquellas mujeres que interrumpieron sus carreras para cuidar a sus hijos la falta de confianza puede impedirles regresar.

Sally Boyle, jefa de administración de capital humano para Europa, Medio Oriente y África de Goldman Sachs, dice: “Estamos haciendo un gran trabajo en la contratación de mujeres a nivel de posgrado, pero queremos contratar a más mujeres vicepresidentas o directoras generales. Se trata de un asunto histórico; hace años cuando estás mujeres fueron contratadas recién graduadas no existía la proporción 50/50”.

Karina Robinson, directora ejecutiva de Robinson Hambro, firma de búsqueda de ejecutivos, explica: “Tenemos ahora pruebas de que los ejemplos de mujeres directoras resultan cruciales para que las mujeres de puestos de menor nivel se motiven y avancen en sus carreras dentro de una institución”.

Dice que al buscar a antiguas empleadas resulta una jugada inteligente porque Goldman Sachs ya tiene el conocimiento de cómo estas mujeres utilizan sus habilidades en el trabajo, y las mujeres ya están familiarizadas con la cultura del banco.

El Bank of America tiene un programa de regreso de talentos en el Reino Unido desde 2012, que busca tanto a hombres como mujeres, no sólo ex empleados, que hayan estado fuera de los lugares de trabajo por tres años o más para cuidar a algún miembro de la familia.

“Me parece una gran idea fomentar que las ex empleadas regresen con su antiguo patrón”, dice Manolo Falco, jefe de la división corporativa y de banca de inversión de Europa, Medio Oriente y África de Citi, y quien recientemente formó un consejo de mujeres para promover, retener y atraer talentos directivos. “Los bancos que verdaderamente valoran la diversidad, y se aseguran de tener una cultura que apoye y nutra el éxito de las mujeres serán los que más ganen”:

Credit Suisse lanzó este año el programa “regresos verdaderos” para ayudar a los empleados a regresar a sus trabajos.  Morgan Stanley estableció un programa similar en Nueva York en 2013 y lo llevó este año a Londres, para ex empleados hombres y mujeres y para no ex empleados.  Deutsche Bank está tratando de lanzar una iniciativa parecida para ex empleadas.

El número de mujeres en los consejos de administración de las compañías más grandes del Reino Unido va en aumento pero no existe para nada una igualdad numérica de género. Hasta este mes, la mujeres ocupaban 23% de los asientos disponibles en los consejos de administración de las empresas en el índice FTSE 100, acercándose a la meta establecida por el gobierno, de 25% en 2015.