El plan secreto de Apple

La compañía ha contratado a expertos automotrices, entre los que se cuenta al director de la división de Investigación y Desarrollo de Mercedes Benz.
El último proyecto del fabricante del iPhone será una fuerte competencia para Tesla.
El último proyecto del fabricante del iPhone será una fuerte competencia para Tesla. (Coroflot.com)

Estados Unidos

Apple contrata expertos en tecnología automotriz y diseño de vehículos para trabajar en un nuevo laboratorio de investigación súper secreto, de acuerdo con varias personas familiarizadas con la compañía, y señalaron que la ambición va más allá del tablero.

Decenas de empleados de Apple, bajo la dirección de experimentados directivos de su unidad de iPhone, realizan investigación en productos automotrices en una ubicación confidencial en Silicon Valley fuera del campus de la empresa de Cupertino, dijeron las fuentes.

En los últimos meses el equipo de diseñadores de Apple de Sir Jonathan Ive sostiene juntas periódicas con ejecutivos y creadores automotrices que, en algunos casos, intentan contratarlos. Las recientes contrataciones del equipo de Apple incluyen al director de la división de Investigación y Desarrollo de Mercedes Benz en Silicon Valley.

El laboratorio de investigación de la empresa se creó a finales del año pasado, poco tiempo después de que Apple dio a conocer su próximo lanzamiento, el Apple Watch y los iPhones más recientes, lo que sugiere que cualquier producto que resulte puede estar todavía a muchos años para su lanzamiento. A menudo, Apple investiga una amplia gama de nuevas áreas de productos, algunos de los cuales nunca llegan al mercado.

El renaciente éxito de los iPhones alentó a que creciera la ambición de la compañía bajo el mando de su director ejecutivo, Tim Cook. Su rival más cercano, Google, lleva años en el desarrollo de un vehículo autónomo y fabricantes de automóviles desde Tesla Motors hasta las marcas de Detroit con un siglo de antigüedad compiten por el talento de Silicon Valley. Muchos descartan la idea de que Apple fabrique un coche, sobre todo porque no cuenta con su propia fábrica para producirlo.

Una importante figura de la industria dijo: “Una cosa es hacer dibujos, pero pasar a fabricar cosas es un salto cuántico, y Apple ni siquiera fabrica”.

Sin embargo, otras marcas de automóviles de lujo trabajan con fábricas por contrato, como Magna Steyr, en Austria.

Probablemente el laboratorio desarrolla una plataforma avanzada de software para que las automotrices la utilicen en sus vehículos y que se basa en su sistema de infoentretenimiento CarPlay.

Pero personas familiarizadas con la compañía dijeron que el fondo para que Apple contrate gente -que incluye a diseñadores automotrices e ingenieros de dinámica de vehículos- y los altos directivos se involucren, sugiere que un auto podría estar en camino.

“Hace tres meses habría dicho que es CarPlay”, dijo una persona que trabajó estrechamente con Apple durante muchos años, refiriéndose al sistema de infoentretenimiento. “Hoy creo que es un automóvil”.

Apple no quiso hacer comentarios al respecto.

 Cook dejó en claro que la industria automotriz es un área donde Apple siente que puede tener un gran impacto. En la conferencia de tecnología de Goldman Sachs, en San Francisco, dijo que CarPlay es una de las tres nuevas plataformas de tecnología que Apple lanzó el año pasado que son “claves para nuestro futuro”, junto con HealthKit y HomeKit.

“Llevamos el iOS y lo ampliamos a tu coche, a tu casa, a tu salud”, dijo Cook. “Todas estas son partes realmente importantes en tu vida y ninguno de nosotros quiere tener diferentes plataformas en diferentes partes de nuestra vida”.

Apple ya tiene una relación con la industria automotriz a través de la reciente ampliación de su negocio de iPhone. CarPlay se lanzó originalmente en 2013 como “iOS en el coche” y el primer vehículo en el que se construyó fue un Ferrari, en septiembre pasado. Los socios de Apple que se comprometieron a incluir CarPlay en sus tableros incluyen a Daimler, Volvo y Volkswagen. 

La tecnología permite que los servicios del iPhone, como Siri, Maps y la música de iTunes se pueda controlar a través de una pantalla táctil del auto. Pero el software se ejecuta dentro de los sistemas existentes de información y entretenimiento de las automotrices, lo que deja abierta la oportunidad para que la tecnología de Apple se integre de una forma más profunda en los vehículos.

A principios de esta semana, Business Insider informó que recibió un correo electrónico de alguien que afirma que es empleado de Apple, y dijo que el último proyecto del fabricante del iPhone “será una fuerte competencia para Tesla”.