Ex jefe de HSBC admite errores en adquisiciones

La firma enfrentó problemas con los reguladores por los bancos comprados en México y Suiza.
Stephen Green abandonó la institución en 2010.
Stephen Green abandonó la institución en 2010. (Aly Song/Reuters)

El ex presidente y ex director ejecutivo de HSBC lord Green de Hurstpierpoint admitió que cometió errores en algunas de las adquisiciones que supervisó, que más tarde contribuyeron a empañar al banco con los escándalos.

"Con el beneficio de la retrospectiva hubo cosas que debimos hacer de forma diferente", dijo ayer lord Green al comité de asuntos económicos de la Cámara de los Lores. "No hicimos todo bien".

Los bancos que HSBC adquirió en México y Suiza cuando lord Green era un alto ejecutivo los metieron recientemente en serios problemas con los reguladores, por lavado de dinero y evasión fiscal.

"No creo que el problema fuera la falta de reflexión antes de las adquisiciones", dijo lord Green. "Creo que los problemas generales recaen en una implementación insuficientemente robusta de las recomendaciones de los informes de auditoría interna y una función de cumplimiento más débil de lo prudente, y sí, debimos abordar eso".

Lord Green pasó 28 años en HSBC, ascendió a director ejecutivo y presidente entre 2003 y 2010.

El par conservador y ex ministro de Comercio se encontró en el centro de una explosiva disputa política antes de las elecciones generales de este año, después de que se filtraron detalles escabrosos de la banca privada suiza del grupo y de miles de sus clientes que evadieron impuestos y que aprovecharon sus críticos.

El actual director ejecutivo de HSBC, Stuart Gulliver, y su presidente, Douglas Flint, ya fueron llamados para una audiencia con los ministros del Parlamento sobre el escándalo de evasión fiscal en su banca privada suiza, que salió a la luz este año, pero hasta el momento lord Green había escapado al escrutinio.

En 2012, el banco recibió una multa de mil 900 millones de dólares por parte de los reguladores de Estados Unidos, que revelaron que durante años manejaron miles de millones de dólares en transacciones para los cárteles de la droga en México, donde adquirieron el Grupo Financiero Bital una década antes.

"Sí, en retrospectiva, debimos enfocarnos antes en las cuestiones de lavado de dinero", dijo Lord Green el martes sobre la compra mexicana.

La banca privada suiza se construyó por la adquisición de Republic National Bank of New York y Safra Republic Holdings en 1999.

"Tal vez nos extendimos demasiado rápido y con el beneficio de la retrospectiva uno puede reflexionar sobre la prudencia de eso", dijo lord Green a sus pares, agregó que HSBC rechazó oportunidades de adquisiciones en Sudáfrica y Corea.

Agregó que la debida diligencia en las adquisiciones tenía limitaciones y que fue más importante garantizar que la integración de las compras fuera apropiada. "Solo tienes una visión parcial en la mayoría de las adquisiciones", dijo. "El trabajo difícil realmente comienza con la implementación".

Agregó que se sintió incómodo con el nivel de los sueldos de los banqueros. Aunque ganó decenas de millones de libras en bonos en el banco, cedió casi todo, dijo, gran parte de eso fue para establecer y mantener la fundación benéfica Bishop Radford, que apoya la formación de sacerdotes.

*Editor de industria Bancaria