Europa tumba pacto de datos y prende las alertas en firmas de EU

El dictamen socava la llamada provisión legal Safe Harbour (puerto seguro), de la que dependen alrededor de 4 mil 400 empresas para llevar datos a través del Atlántico desde que se aprobó hace ...
Penny Pritzker, secretaria de Comercio de Estados Unidos.
Penny Pritzker, secretaria de Comercio de Estados Unidos. (Yamil Lage/AP)

Bruselas, San Francisco y Londres

Los gigantes estadunidenses de tecnología se apresuraron ayer a revisar sus operaciones transatlánticas, después de que el alto tribunal de la Unión Europea descartó un acuerdo que le permitía a las firmas enviar información personal al por mayor a Estados Unidos.

El dictamen, la reacción más drástica hasta el momento por el escándalo de espionaje de internet que reveló Snowden, llega después de que el Tribunal de Justicia Europeo escuchó las acusaciones de que el acuerdo expuso a los ciudadanos europeos a una vigilancia ilegal de la Agencia de Seguridad Nacional de EU.

La industria de tecnología de EU reaccionó con enojo a la sentencia, ya que las empresas de internet, como Amazon y Facebook, así como muchos grupos de tecnología de información, entre ellos IBM y Salesforce, que manejan servicios en la nube para empresas, se apresuraron a cambiar su base legal para evitar violar la ley.

La decisión “pone en peligro flujos vitales de datos y tendrá un efecto negativo” para el plan europeo de un solo mercado digital, dijo Chris Padilla, vicepresidente de asuntos gubernamentales y regulatorios de IBM. Llevará a un “enfoque altamente descoordinado a la regulación de internet en Europa, con lo que se creará una importante incertidumbre comercial en un momento en que muchas economías europeas siguen frágiles”.

El dictamen socava la llamada provisión legal Safe Harbour (puerto seguro), de la que dependen alrededor de 4 mil 400 empresas para llevar datos a través del Atlántico desde que se aprobó hace 15 años.

La secretaria de Comercio, Penny Pritzker, dijo que EU está “muy decepcionado” y que el dictamen llevará a una “importante incertidumbre para las empresas y los clientes estadunidenses y de la Unión Europea, y pone en riesgo la próspera economía digital transatlántica”.

La decisión del Tribunal de Justicia Europeo también abrió la posibilidad de que las autoridades nacionales de protección de datos en toda Europa inunden de solicitudes de sus ciudadanos para prohibir que su información personal sea enviada a EU.

El tribunal declaró inválido el acuerdo Safe Harbour porque impide que los reguladores nacionales de protección de datos de Europa intervengan a nombre de los ciudadanos que se quejan de que se viola su privacidad.

Christian Borggreen, director para Europa de la Asociación de la Industria de Computación y Comunicación, un organismo comercial que representa a Google, Amazon y eBay, solicitó la asesoría de la Comisión Europea para saber cómo pueden operar dentro de la ley.

El fallo va a complicar las negociaciones entre Brusela y Washington sobre un nuevo acuerdo de transferencia de datos transatlánticos, que se supone debió terminar hace meses. La decisión también le preocupa a las agencias de inteligencia en Gran Bretaña y Francia, que intensificaron sus esfuerzos de vigilancia en línea.

En un comunicado, la corte advirtió que “el acceso de forma generalizada” a comunicaciones electrónicas “debe considerarse como que compromete la esencia del derecho fundamental del respeto de la vida privada”. Un nuevo acuerdo sobre transferencia de datos se ve como algo crucial si la Unión  Europea y EU siguen adelante con sus planes para el acuerdo de libre comercio de la  Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión.