El secreto de las montañas de Gredos

La zona de Gredos, cercana a Madrid, guarda vinos de rojos cristalinos y blancos ricos en textura
Auque aún poco conocidos,los vinos de Garnacha de Gredos, están ganando notoriedad no solo entre expertos, por su alta calidad, textura y sabor.
Auque aún poco conocidos,los vinos de Garnacha de Gredos, están ganando notoriedad no solo entre expertos, por su alta calidad, textura y sabor. (Foto: Shutterstock)

Algunos lugares tienen toda la suerte. Para una región vitivinícola, eso puede significar un nombre memorable, variedades únicas de uvas, una identidad regional establecida y facilidad de transporte para los mercados prósperos.

Las rutas marinas de Burdeos, lo hizo sinónimo de un fino vino tinto. La Rioja española, después, fue el perfecto sustituto de la era de ferroviaria cuando los viñedos de Burdeos fueron víctimas de la roya filoxera.

Los vinos de las montañas de Gredos en España, por el contrario, enfrentaron una larga lucha para establecer una reputación internacional. Incluso en la actualidad, estos rojos cristalinos y blancos ricos y con textura son conocidos sobre todo por expertos.

Sin embargo, la región tiene rastros de que encontró una nueva suerte: un talentoso grupo de jóvenes vitivinicultores que no se intimidan con las dificultades. Utilizaron el internet y a la comunidad de sommeliers para provocar un cortocircuito, y poco a poco sus vinos empiezan a tener la atención internacional.

La manera más sencilla de describir a Gredos, es decir que se encuentra a unos 90 minutos en coche al oeste de Madrid. Esto te lleva a la Sierra de Gredos, una solitaria, cadena de montañas de granito. Hay tres subregiones que se distinguen por la temperatura y las precipitaciones: el centro es más cálido, el norte tiene más viento y el sur es más húmedo y frío.

Los viñedos de calidad empiezan alrededor de la marca de 500 metros, y después abrazan las laderas de las montañas al doble de esa altura. Los viñedos de vino blanco, cuando se ven al atardecer, parecen estar poblados por fantasmas que se revuelven suavemente. La luz del día revela una comunidad de espantapájaros en un intento de desconcertar a las perdices y codornices, que adoran las uvas Albillo Real que maduran temprano y que son de don-de se producen los vinos blancos de Gredos.

Las apreciadas uvas de mesa pocas veces hacen buenos vinos, pero estas son la excepción: la fermentación parece evocar el aroma y complejidad de sabor de ellas, aunque ninguna de las dos es evidente en la fruta fresca.

También les sientan bien los barriles de fermentación. Escultural, de baja acidez, con un aroma de miel y melocotón, se salvan de ser desabridos por una presencia de textura de piedra, justo como lo hacen los vinos de Viognier en Condrieu en el valle del Ródano en Francia.

Los vinos tintos de Gredos son un contraste. Las viñas Gamacha maduran hasta dos meses después que las Albillo Real y mantienen un estilo fresco y animado, con colores rojos translúcidos, notas de cereza y arándano, y a menudo una presencia ácida vívida.

Los talentosos productores locales como Dani Landi prefieren la fermentación de todo el grupo, con tallos y todo, lo que significa que los vinos, mientras conservan su cuerpo atlético ligero tienen estructura y seriedad, lo que es difícil de lograr. Esto puede parecer extraño para los que han probado Garnacha (Grenache) lo hicieron a través de los poderosos vinos musculares de Chateauneuf du Pape, pero Garnacha en el Gredos puede parecer casi de borgoña en su frescura y ligereza.

“Para mí”, dice Fernando García Alonso de Marañones, “Albillo y Garnacha son opuestos totales. Albillo mira hacia abajo, al suelo; Garnacha mira hacia arriba, al aire. Garnacha es un vino tinto con el alma de un blanco; Albillo es un vino blanco con el alma de un tinto”.

El nombre de Gredos, a pesar de su atractiva simplicidad, no aparece en ninguna denominación de origen española aunque algunas veces aparece como parte de una marca local opcional (Garnachas de Gredos).

¿Por qué los vinos de Gredos no se pueden vender como tales? Porque la cordillera tienen la mala suerte de encontrarse en tres provincias diferentes de España (Madrid, Ávila y Toledo), así como en tres diferentes comunidades españolas autónomas o regiones (Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha). Por lo tanto, debe vender sus vinos como Vinos de Madrid, o la poco conocida Mentrida o Vino de la Tierra de Castilla y León.

La mejor forma de ubicar los vinos de Gredos, de hecho, es buscar los nombres de los productores y aprovechar al máximo de las etiquetas informativas.